Ocio y Cultura

EUROVISIÓN 2019

Israel amanece sorprendida por la aparición de una bandera palestina en la actuación de Madonna en Eurovisión 2019

Las enseñas palestinas que sacó el equipo de Islandia durante las votaciones fue uno de los momentos más comentados de la noche pero predecible.

Las enseñas palestinas que sacó el equipo de Islandia durante las votaciones fue uno de los momentos más comentados de la noche pero predecible.
Las enseñas palestinas que sacó el equipo de Islandia durante las votaciones fue uno de los momentos más comentados de la noche pero predecible.
ABIR SULTAN

La prensa israelí resaltó la sorpresa que ha causado la bandera palestina en la espalda de una de las bailarinas de Madonna durante su actuación en Eurovisión y que ha resaltado el carácter político de esta edición. Algo que ha llamado la atención en Israel, mientras las redes sociales españolas se centraban en la extraña capacidad de desafinar desarrollada por la cantante estadounidense y mostrada este sábado en el escenario eurovisivo de Tel Aviv.

Las enseñas palestinas que sacó el equipo de Islandia durante las votaciones fue otro de los momentos más comentados de la noche pero predecible, ya que habían mostrado previamente su apoyo a un boicot, lo que no se esperaba es que la diva del pop metiera también una insignia en el escenario.

"El poder de la música es unir a la gente", había dicho Madonna antes de su actuación anoche en Tel Aviv, en la que dos de sus coristas salieron agarrados al escenario con una bandera palestina y otra israelí en la espalda.

Pocos se dieron cuenta en el momento hasta que los medios locales han reproducido la imagen y la sorpresa por este gesto de la cantante.

Madonna no acepta ninguna agenda política, declaró cuando el movimiento BDS, que promueve el boicot a empresas e instituciones israelíes hasta que termine la ocupación de los territorios palestinos, le pidió que cancelara la actuación.

Sin embargo, llevó a cabo este guiño a la coexistencia, que no había mostrado en los ensayos, y que hizo que la Unión de Radiodifusión Europea (EBU) volviera a insistir hoy en que es un "evento no político".

Los islandeses del grupo Hatari, que apoyan el boicot abiertamente pero decidieron participar, aprovecharon el momento de la votación para levantar enseñas palestinas, que fueron retiradas por los trabajadores de seguridad.

Desde que la cantante israelí, Netta Barzilai, se hiciera con el primer puesto en Eurovisión 2018 y trajera a Israel el festival comenzaron los llamamientos al boicot y las acusaciones de querer utilizar el evento para blanquear la imagen del país.

Sin embargo, ninguna delegación internacional suspendió su participación, el evento ha contado con la actuación de una estrella como Madonna, y las protestas que se han organizado en Israel apenas han congregado a unos cientos de personas.

Unos 10.000 turistas visitaron estos días la ciudad de Tel Aviv que mostró su mejor cara, de playas, dinamismo y apertura, mientras los movimientos propalestinos intentan sacar partido hoy a estas imágenes de apoyo.

"Este fue uno de los fines de semana más exitosos de Israel en el ámbito internacional", valoró este domingo el comentarista israelí Ben-Dror Yemini en Yedioth Ahronoth consciente de que han mirado al país más de 200 millones de personas.

Países Bajos se hizo con la victoria este año con "Arcade" de Duncan Laurence, mientras que "La venda" de Miki, el representante español, se quedó en el puesto 22 de 26.

Etiquetas
Comentarios