Despliega el menú
Ocio y Cultura

teatro

Los aragoneses Nasú reinventan el ‘Calígula’ de Camus como fábula del poder absoluto

La obra, en el Principal del 3 al 5 de mayo, es el regreso de la compañía después de 12 años.

‘Calígula’ está ambientada en Roma, pero también podría ser la Francia del XVII, la Alemania de Hitler o la Corea del Norte en la época actual. Porque la compañía aragonesa Nasú ha transformado el clásico que Albert Camus publicara en 1944 en una pieza tan intemporal como actual, en la que la distancia permite al espectador encontrar el humor en el relato de un déspota, pero que también inquieta por las similitudes que se pueden encontrar en la sociedad hoy en día. "Por eso se dice que los cuentos duermen a los niños y despiertan a los adultos. Este ‘Calígula’ es un cuento, una fábula del poder absoluto", resumió este martes Alberto Castrillo-Ferrer, que interpreta a ‘Calígula’, en la presentación de la obra, que se podrá ver en el Teatro Principal de Zaragoza del viernes 3 al domingo 5.

‘Calígula’ es, además, el regreso de Nasú a las tablas, tras un paréntesis de 12 años. La compañía aragonesa se especializó en escenografía ‘clown’ y en este ‘Calígula’ se ha incorporado ese lenguaje corporal, "aunque el texto es el 90% de Camus. Resulta curioso que un autor tan denso y existencialista pueda ser interpretado desde el punto de vista del humor. Pero es que estaba ahí, no ha sido necesario reescribir nada", destacó el dramaturgo Alfonso Pablo, que también dirige la obra.

Todo el elenco y equipo técnico es aragonés. A Castrillo-Ferrer acompañan sobre las tablas Gema Cruz (Cesonia), Irene Alquézar (Patricia), Luis Rabanaque (Helicón), Chavi Bruna (Escipión) y David Ardid (Quereas). Destaca el equipo técnico de la obra, con la escenografía del diseñador Óscar Sanmartín Vargas, el vestuario de Arantza Ezquerro (nominada a los Goya por sus diseños para el filme ‘La novia’), la iluminación del director de fotografía Fernando Medel y la música original del compositor David Angulo. "Nuestra idea era plasmar el imperio –destacó Sanmartín–. No teníamos una época en mente, sino que utilizamos elementos de distintos momentos históricos". Por ello, al vestuario de estilo rococó, que recuerda a la tiranía del Rey Sol, y las estrellas en una bandera, que simbolizarían el imperialismo norteamericano, "se suman otros elementos relacionados con la estética militar, como los petos de esgrima", señaló Ezquerro.

Un regreso emocionante

Estuvo en la presentación el consejero de Economía y Cultura del Ayuntamiento, Fernando Rivarés, que se congratuló del regreso de Nasú a las tablas. "Que una compañía aragonesa que se hizo imprescindible a nivel nacional vuelva es una grandísima noticia". En opinión de David Ardid, "volver como compañía es emocionante, y hacerlo con la madurez después de estos años permite afrontar la creatividad de otra manera. Volver a las raíces de nuestro humor y poder adaptarlo a obras, a priori muy diferentes, como es ‘Calígula’.

La obra se representará el viernes 3 de mayo a las 20.30; el sábado, también a las 20.30, y el domingo a las 18.30. Las entradas se pueden adquirir de forma anticipada, a partir de 5 euros, en las taquillas del teatro (abiertas toda la semana en horario de 17.00 a 21.00) y en la web de Ibercaja.

Etiquetas
Comentarios