Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Malas vibraciones

Imagen de la sede del Ministerio de Justicia.
Luis García

Los muros se mostraron grises y avejentados, como sentimientos que se perpetúan en el tiempo, como dogmas de fe que no obedecen a nada, salvo al propio capricho de que lo nuestro es lo certero y lo ajeno, lo erróneo.

En el fondo, daba igual si la construcción formaba parte de una fortaleza o era una vivienda. En la práctica, resulta indistinto si las convicciones se atrincheraban detrás de altos y gruesos muros que custodiaban el razonamiento, o florecían, al calor de agradables tertulias en la zona de confort de las mentes pensantes.

Y aunque los intocables, podían aparecer despeinados o mal vestidos un día de mal sueño y peor descanso, el halago perpetuo hacía eco tras las grises murallas del alma humana. Igual porque entre aquellos muros hacía frío, los sentimientos necesitaban revestirse de vanidad y abrigarse de un ego cálido y todopoderoso. Me desagradaba el edificio, me asustó pensar qué había detrás de las paredes del Ministerio de Justicia.

- Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo.

Etiquetas
Comentarios