Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Fragmentación

¿Es bueno comer chicle?

Estornudó con fuerza y en el pañuelo quedó su nariz. Ese fue el primero de los indicios.

Al mes siguiente, al descalzarse, su pie izquierdo quedó atrapado dentro del zapato. La reinserción a la pierna fue menos trabajosa que la incrustación de la nariz.

Comenzó a meditar cada acción que desarrollaba para impedir desacoples y temiendo por la pérdida de algún fragmento de su anatomía.

Cada día el problema tendía a agravarse.

Doble esfuerzo le costó encontrar los anteojos que se llevaron pegados los dos ojos, y no fue fácil recuperar los dedos que repiqueteaban en el piso del autobús.

Al saludar al médico notó que su brazo derecho había quedado colgado, con su saco, en el perchero de la sala de espera.

Un extraño virus.- opinó el doctor, le recetó goma de mascar y bebidas cola.

Se volvió obsesivo en el control de cada una de sus acciones. Sin embargo, a pesar de sus precauciones, nunca pudo saber en qué imperceptible movimiento perdió la cordura.

- Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo.

Etiquetas
Comentarios