Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Vacío

Vacío
Vacío
Santiago Rodriguez Ardila

Levanto ollas, plántanos y periódicos viejos, hasta que dio con una pequeña olleta ennegrecida. En la que dejo hervir un poco de agua, para atender su hábito diario de un café.

Mientras esperaba el agite del agua. La observaba sentada en la única silla del comedor y detenidamente se fijó como se levantaba por encima de su cabeza, el humo de un cigarrillo casi consumido por completo, que parecía desaparecer entre el techo y su boca. Siempre lo acongojo esa mirada baja que ella acostumbraba, como si algo le faltase o si lo que tuviera no fuera lo indicado. Quería acercarse y besarle la nuca, no en forma de un vacío gesto carnal, eso era simple, pero no trascendental. En cambio, buscaba calmarse a sí mismo.

Pero ese vacío pesado que reposaba en su cuerpo se lo impedía. Apartó su mirada y se fijó como se abría la gran puerta de metal, provocado por un viento tranquilo. Arrastró la silla dejando caer lentamente su cuerpo y sus restos, mientras contemplaba lo apagado de su café.

- Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo

Etiquetas
Comentarios