Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Río abajo

Río abajo
Río abajo
Ana Belén Arbués Ramos

Hace muchos años, vivía una doncella en un valle de la Ribagorza tan hermoso como ella. Era hija de nobles, por lo que podía poseer todo cuanto quería, excepto lo que más deseaba: elegir al hombre con el que se desposaría.

Todas las tardes, Isábena paseaba por la orilla del río. Un buen día oyó ruidos procedentes de unos matorrales y se acercó con cautela. Allí encontró escondido a un muchacho harapiento que le contó que andaba huyendo de un usurero al que no tenía forma de devolverle el dinero.

Presa de los encantos del joven, que se hacía llamar Ésera, Isábena acostumbró a llevarle algo de comida cada atardecer. Ambos cayeron perdidamente enamorados, pero el padre de la moza les prohibió mantener contacto alguno. Ciego de amor, Ésera decidió pedir ayuda a una vieja bruja.

Desde entonces, nunca se supo del paradero de los enamorados, pero todas las noches, desde la villa de Graus, puede escucharse el rugir de las aguas cuando dos ríos se unen para continuar juntos su camino.

- Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo

Etiquetas
Comentarios