Despliega el menú
Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Resurrección

Resurrección
Resurrección
Antonio Moreno Serrano

Subiré cuando esté preparado ¿Ya lo estoy? ¡Pues adelante! No tengo intención de hacerlo. Cerré el ataúd suavemente y me senté encima. Aparté un poco de tierra con un pie y limpié un espacio donde arrodillarme. Las lágrimas corrían por mis mejillas y embarraban la arena bajo mi cara. Me incliné hacia adelante hasta tocar la tierra con las palmas de las manos. De esta guisa, a cuatro patas, fui decapitado por el niño más rubio, el de los ojos tan azules. El que se toca el hombro izquierdo con la mano derecha.

- Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo

Etiquetas
Comentarios