Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Gracias por venir

Gracias por venir
Gracias por venir
María Soledad García Garrido

Mamá desaparecía cuando menos lo esperábamos, estábamos acostumbrados a ello. Papá decía que tenía una naturaleza variable, como una nube de primavera. Nada nos extrañaba porque la habíamos visto hacerlo desde que teníamos uso de razón.

Lo bueno era que acababa regresando, aunque, a veces, amenazara con lo contrario. En cambio, papá se mostraba metódico como una fórmula matemática. Se encargaba de lo principal: por algo era quien llevaba la batuta.

Por mi parte, procuraba comportarme como lo hace una familia unida. Ese era el truco, a pesar de que en ocasiones me dolía la barriga solo de pensar en la posibilidad de que ella no volviera.

Mamá se esfumaba y era cuando papá se concentraba en tenerlo todo bajo control. Su mayor ilusión era que fuésemos felices. Nuestros nervios crecían en el momento clave, el que más miedo nos producía, que era mientras yo sujetaba el paño negro y papá, con un golpe de varita, encandilaba al público con sus habilidades de mago.

- Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo

Etiquetas
Comentarios