Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Ausencia

Ausencia
Ausencia
María José Brocate

Como todas las mañanas al comenzar mi jornada laboral entro en la habitación de Emilia. Emilia esa señora de bellos ojos cristalinos.

Apenas recibe visitas, no queda nadie que la recuerde. Podría decirse que nosotras somos su familia, nosotras que le damos de comer, que le hablamos y le contamos como nos ha ido el día. Me pregunto si ella nos escucha o si ya no queda nada en su memoria, sus recuerdos borrados, sus vivencias pérdidas, sus sueños ausentes, sus alegrías y sus penas olvidadas. A veces te mira con atención unos breves segundos, otras sus ojos se alzan durante horas hacia un punto ciego en el infinito. Pienso en esos ojos de mar vidriosos que no quiere cerrar, hermosos en otro tiempo y ahora vacíos.

Después de asearla en la cama, la levanto lentamente con cuidado y escojo ese vestido verde que tanto me gusta, me pregunto si a ella también le gustará.

Como todas las mañanas entro en la habitación de Emilia, así día tras día hasta que llegue a su final del trayecto.

- Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo.

Etiquetas
Comentarios