Ocio y Cultura
Suscríbete

Bunbury: "Tras 30 años de carrera, es difícil satisfacer a todo el mundo"

El cantante zaragozano presenta su nueva gira, 'Palosanto', que pasará por Zaragoza el 21 de junio.Recibió el Discode Oro por las ventas en España de su último trabajo

Enrique Bunbury, durante la presentación de la gira 'Palosanto'.
Enrique Bunbury, durante la presentación de la gira 'Palosanto'
F. Llorente

Enrique Bunbury vuelve a los escenarios patrios con la gira ‘Palosanto’ después de año y medio de ausencia. Un retorno en el que sigue manteniendo la misma "pasión" que en sus comienzos ya que, como dijo ayer el artista zaragozano en la presentación en Madrid, "sigo pensando que tengo la profesión más bonita del mundo". Al rememorar aquellos inicios bromeó con que, afortunadamente, ya no tiene que "cargar la furgoneta" con los instrumentos.

El próximo 19 de junio ofrecerá su primera actuación en suelo nacional en el Sant Jordi Club de Barcelona, en un momento que calificó de "alegre" y "mejor que el de hace cuatro años", en consonancia con el "sabor positivo" que impregna la temática general de ‘Palosanto’. Del momento presente habló como de "un lienzo en blanco para dibujar un futuro" que no existía "hasta ahora". "El cambio es ya y las cosas están empezando a cambiar de forma evidente", subrayó.

Su guitarrista Jordi Mena, aún en rehabilitación, tuvo que ser sometido la semana pasada a una operación de urgencia por desprendimiento de retina y eso obligó a cancelar el inicio de la gira, por lo que ahora se tendrán que buscar nuevas fechas para los recitales suspendidos de Valladolid, Santiago de Compostela, Granada y Sevilla.

Se mantiene el resto de la gira con un nuevo guitarrista, Dani ‘Patillas’, una "elección personal" de Mena, del que es alumno directo. El músico ha tocado con El fantástico hombre bala, con Macaco y actualmente se encontraba de gira con Rulo.Fuerte componente audiovisual

Con él actuarán en Barcelona y, a continuación, tal y como estaba previsto, en Zaragoza (21 de junio, Pabellón Príncipe Felipe), Bilbao (27 de junio, Palacio Euskalduna), Madrid (29 de junio, Palacio de los Deportes) y Valencia (3 de julio, Jardines de Viveros).

Habrá invitados célebres, avanzó, en un ‘show’ "un poco más cerrado" de lo que fue la gira de los discos ‘Las consecuencias’ o ‘Licenciado Cantinas’, con un fuerte "componente audiovisual", lo que en la capital le ha llevado a escoger un gran espacio como el Palacio de los Deportes, en detrimento de La Riviera. Además, anunció que se aprovechará para rodar el concierto con cámaras.

"El público madrileño siempre ha tenido querencia especial por la música, su afluencia a los conciertos con la situación en la que estamos es aún hoy masiva, sea del género que sea. Sabemos que será uno de los más potentes, porque siempre nos ha respondido bien y tenía esa deuda con ellos de filmar algo allí", explicó.

En este punto, Bunbury sacó su lado reivindicativo y aprovechó para protestar, "si (la alcaldesa) Ana Botella está escuchando", por la falta de locales en la ciudad dirigidos a la música en vivo con un aforo intermedio.Concepto unitario de concierto

Canciones antiguas y nuevas –unas siete u ocho de su último trabajo, según especificó– se trenzarán en busca de un "concepto unitario", bajo la premisa de que, "después de casi 30 años de carrera y tantos discos es difícil hacer el repertorio y satisfacer a todo el mundo".

Es el público el que escoge en sus conciertos, tanto que, según reconoció, aunque su canción favorita de ‘Palosanto’ es la última, ‘Todo’, aún no la ha tocado nunca en directo, en favor de otras con mayor aceptación.

"No es lo mismo el público de Madrid que el de Barcelona, como no lo es el de Argentina o el de Guatemala", subrayó Bunbury sobre las pequeñas diferencias en el repertorio, que llegará a España tras presentar este mismo espectáculo en Latinoamérica, reuniendo a más de 100.000 personas en México.

Por otro lado, se mostró entusiasmado con la gira conjunta que protagonizará con el argentino Andrés Calamaro durante octubre en México. Y aunque admitió que no ha preparado nada, está convencido de que "surgirán cosas". Además, adelantó que ya les están llegando ofertas para llevar esa gira colaborativa más allá de México.

Finalmente, Bunbury bromeó con la posibilidad de retirarse a los 100 años, como ha anunciado Charles Aznavour, debido más que nada a que en España los músicos no tienen "derecho a jubilación". Por eso ironizó con el hecho de que "a lo mejor" no le queda más remedio que "estar en un escenario con bastón". La puesta de largo acabó con la entrega del Disco de Oro por las ventas de ‘Palosanto’ en España.

Etiquetas