Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Leo Tena: "El fotógrafo tiene el superpoder de hacer visible lo invisible"

Nació en Teruel hace 45 años. Dirige el festival Punto Photo, que celebra su XI edición, titulada ‘Invisibles’ y centrada en la soledad y la despoblación.

¿Punto Photo –del 27 de julio al 31 de agosto, en Teruel– es una denuncia de la despoblación?

Quisimos hacer el festival en torno a la individualidad, muchas veces buscada pero otras muchas sufrida, como cuando deriva de la despoblación. Buscamos historias sobre personas que viven en soledad y nos dimos cuenta de que se trata de gente invisible. Nadie sabe de ella. Por eso lo titulamos ‘Invisibles’. La despoblación en Teruel es endémica y pensamos que debe ocupar el eje central del festival.

¿Cómo reacciona el público ante exposiciones que denuncian un problema tan lacerante?

La gente cree que son fotos de hace 40 años, pero son actuales. También choca que muestren pueblos que tenemos al lado, pero que nadie conoce porque están despoblados y son invisibles. Pero hay exposiciones sobre otros temas, como la dedicada a los ‘baby reborn’, sobre el impacto personal de sufrir un cáncer o un estudio sobre gente que sale del armario al jubilarse.

¿Por qué esa apuesta por los temas sociales?

No ha sido buscada, pero mucha gente usa la foto como herramienta de denuncia. Siempre digo que los fotógrafos tenemos dos superpoderes: detener el tiempo y hacer visible lo invisible. Captamos situaciones que nadie ha fotografiado y que salen así a la luz.

Pero aquí, en Teruel, ya somos conscientes del problema. ¿No deberían montar las exposiciones en las grandes ciudades para que sepan qué pasa en el medio rural?

Sí. De hecho, la exposición de Miguel Sebastián ‘Tierras varadas’ va a girar. Hay contactos para montarla en Madrid. La despoblación se aborda muchas veces por expertos que proceden de medios urbanos. Sería bueno que se sumergieran en esa realidad.

¿Por qué han elegido a Sinforosa Sancho –la única habitante de La Estrella con su marido Martín Colomer– para protagonizar el cartel del festival?

Porque es muy impactante. Tiene su belleza, a pesar de la dureza que expresa. Sus manos tan trabajadas y la cara de una mujer que conserva su toque de coquetería. Es una imagen bella y dura del mundo rural de Teruel.

¿Ha influido el hecho de que Sinforosa y su marido sean un icono de la despoblación?

Sí, llevan 45 años viviendo solos en el pueblo. Es difícil vivir allí. Un invierno en La Estrella es muy duro con 84 años. Me dijo que tenía que subir por una ladera hasta conseguir cobertura con el teléfono móvil, y le parecía lo más normal del mundo.

¿La invitó a la exposición?

Sí. Y me dijo que nunca había estado en Teruel. Eso da idea del aislamiento en que viven. Estamos a poco mas de una hora de viaje, pero nunca ha venido a la capital de la provincia.

¿Por qué la exposición de la Sociedad Fotográfica Turolense mezcla literatura y fotografía?

Fue una idea de Iván Núñez en torno a un libro de textos sobre pueblos. Los fotógrafos interpretan los textos. Las fotos reflejan casos extremos de despoblación. Los relatos unen realidad y ficción.

¿Son dos artes que maridan bien?

Hay una anécdota sobre esa exposición donde la ficción se ha mezclado con la realidad. A raíz de un texto de Juan Villalba sobre un torero de La Estrella, el Niño de la Estrella –triunfó en los años 30 del siglo XX–, la fotógrafa que interpreta la narración, Selma Terzic, buscó una chaquetilla. Una persona de Teruel nos proporcionó una, que resultó ser, sin que lo supiera el propietario, la que utilizaba el protagonista del cuento.

Como amante de la fotografía, ¿cree que Teruel es una ciudad fotogénica?

Muchos fotógrafos que llegan de fuera destacan la luz de Teruel. Supongo que será porque la altitud potencia los colores, aunque los turolenses, al estar acostumbrados, no le damos importancia a eso. Solo hay que recordar el viejo eslogan de ‘¡Cielos Teruel!’.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión