Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Magia

El futuro de la magia en Aragón

Juan, Oihan y Miguel representan a la cantera de magos aragoneses que podrían dar mucho que hablar en los próximos años.

Actualizada 09/08/2018 a las 08:42
Etiquetas
Los jóvenes magos Juan, Oihan y MiguelCamino Ivars

“Vi un truco de magia por la tarde con 15 años y ya no me he separado de ella”. Así empieza una de las tres historias de estos jóvenes, considerados por muchos parte de la cantera de la magia aragonesa. A sus 22 años, Juan Capilla se autodefine como un mago autodidacta. “Hoy el mundo de internet y las redes sociales hace que las posibilidades sean infinitas”, afirma.

En su opinión, el tiempo y, sobre todo, la ilusión, son claves fundamentales para lograr convertirse en un gran mago. “Cuando empezamos, recuerdo que nos juntábamos varios amigos durante horas, baraja en mano. Hoy se ha convertido en mi día a día”, recuerda este amante de la magia de cerca: “cuando más cerca, mejor. Supone una mayor interacción con el público y, sobre todo, un gran reto para el mago”.

El pasado mes de junio, Capilla protagonizaría la Gala promesa organizada por El Sótano Mágico, una sala de espectáculos zaragozana que cuenta con programación exclusiva de magia desde hace casi 4 años. “Además, en Aragón contamos con la Asociación Mágica Aragonesa (AMA), una de las más antiguas de España”, explica Miguel Mariñoso (17). Hoy cuenta con más de 125 socios.

En su caso, su primer contacto con la magia fue a los 6 años: “Estaba en Longares con mi familia y me regalaron el típico juego de Magia Borrás. Recuerdo abrir la caja y no saber para qué servía nada de lo que había. Lo que más me llamó la atención fue la baraja”.

Desde los 9 años, este precoz mago entraría en contacto con la Asociación Ilusionarte, donde llegaría a un libro que cambiaría su concepto de la magia para siempre: ‘Esto es magia’, de Alfonso Moliné. “Es entonces cuando decido que quiero dedicarme a esto, la magia me hace sentir completo y en torno a ella gira todo”, asevera este amante de la numismagia, es decir, de la magia con monedas. Sin embargo, actualmente trabaja con un número muy especial de magia y humor en aragonés.

Frente a ellos, se erige la sombra de algunos de los magos aragoneses más conocidos como Javier Antón o Pepe Carroll, a los que tienen muy presentes como grandes referentes. Sin ir más lejos, otro joven mago, Oihan Palacín (17), se alzaría el pasado mes de enero con el premio Pepe Carroll en la Gran Gala de la Magia que se celebró en el Sótano Mágico de Zaragoza realizando una rutina de manipulación de bolas y cartas basada en el número del mago bilbilitano conocido como ‘Las Cuatro Estaciones’.

En su caso, llegó a la magia gracias a su hermano, el también mago aragonés Tinin el mago. “Yo tenía 12 años, más o menos. Me hizo un juego de cartas y despertó mi curiosidad”, explica mientras juega con una baraja de cartas entre sus manos, la cual no suelta durante toda la entrevista. “Siempre llevo una baraja en el bolsillo”, confiesa. Amante de las cartas, el joven vecino de Casetas se ha especializado en manipulación, una disciplina en la que la técnica es fundamental: “básicamente consiste en hacer aparecer y desaparecer cosas con tus propias manos”.

“Me pego más de 18 horas al día con una baraja entre las manos, incluso me atrevería a decirte que las 24 horas, porque cuando duermo sueño con magia”, afirma. Sin embargo, y a pesar de los reconocimientos, Palacín se considera un mago ‘amateur’, pues asegura ser consciente del largo camino que todavía le queda por recorrer. “Hay que tener un gran recorrido para convertirse en un buen mago. Esto no consiste en hacer cuatro juegos”, señala el joven.

“Para mí es una gran responsabilidad el título de futuro de la magia aragonesa. Siempre que salgo al escenario salgo a darlo todo y siento que tengo que dejar a mi ciudad en un buen lugar”, continúa, al tiempo que confiesa que el apoyo de su familia ha sido, y sigue siendo, fundamental para su desempeño.

“Ha venido para quedarse”

En cuanto a sus metas personales en el campo de la magia, asegura que es el momento de que Aragón y más en concreto Espala, recuperen el lugar que les corresponde. “Parece mentira, pero cuando sales a otros países y dices que eres un mago español la gente se sorprende. Hemos sido un país referente en este ámbito y creo que tenemos que volver a serlo. Es necesario volver a la magia que llenaba teatros”, reflexiona.

Además, el joven asegura que no se trata de una moda pasajera, sino que la magia “ha venido para quedarse”. “En la actualidad, hay mucha gente que está haciendo mucho por la magia de la tierra, como Pepín Banzo o Sergio Cisneros. Espero que en unos años nos podamos sumar a esta lista”, resume Palacín.  





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo