Despliega el menú
Ocio y Cultura

La ópera sobre el eccehomo de Borja se estrena el próximo 18 de mayo en Arizona

Un fragmento de ‘Behold the man’, de Andrew Flack, ya pudo verse en agosto de 2106 en Borja con Cecilia como espectadora.

Andrew Flack, cámara en mano, besa a Cecilia Giménez el día del adelanto de su ópera en Borja
Andrew Flack, cámara en mano, besa a Cecilia Giménez el día del adelanto de su ópera en Borja
Toni Galán

Finalmente será en Arizona (Estados Unidos) y no en Aragón donde se estrene la ópera basada en la fallida restauración del eccehomo de Borja por parte de Cecilia Giménez. El próximo 18 de mayo tendrá lugar lapresentación mundial de ‘Behold the man’ (como se titula en inglés la producción) en el Teatro Lírico Evelyn Smith de la Universidad del Estado de Arizona, que tiene una escuela de música con especialización en estudios operísticos. La ópera se representará también el día 19. Las entradas, entre 8 y 10 dólares, ya están a la venta.

Aunque el estreno mundial sea a miles de kilómetros del Santuario de Misericordia, donde se produjo la historia que dio la vuelta al mundo, ya en agosto de 2016, el propio autor del libreto e impulsor del poyecto, el estadounidense Andrew Flack, visitó Borja (como ya había hecho otras veces) para, en coincidencia con el entonces cuarto aniversario de las "pinceladicas" de Cecilia, mostrar a los borjanos y visitantes un fragmento de su obra, que se describe como "una comedia punzante sobre cómo un desastre se convirtió en un milagro y cómo el mundo virtual puede impactar a la gente de manera tan poderosa". En aquella noche de 2016, la coral borjana Vientos del Pueblo, que, con esta actuación, ponía el colofón a su 50 aniversario, dirigida por Esmeralda Jiménez, interpretó a los personajes de la ópera (adaptados libremente o inventados) entre los que se encuentran el alcalde de Borja, el hijo de Cecilia y su mujer y hasta el fantasma de Elías Martínez.

Se escucharon entonces nueve canciones, arregladas musicalmente por Paul Fawler, con sones de jota o zarzuela, y que se cantaron en español con ripios como "¡Cómo está el país, necesito una copa de anís!".

Andrew Flack explica sobre su obra que "la historia del eccehomo aborda grandes temas, la tragedia, la comedia, el perdón, la fe... Así que teníamos que hacer algo grande: ¡una ópera!".

"Me tocó el corazón"

"La idea de la ópera vino al ver una cara –relata–. Pero no la del eccehomo. Sino la de Cecilia. Me tocó el corazón, a kilómetros de distancia, con un océano de por medio". El flechazo platónico acabó con el compositor en Borja. A juicio de Flack, el eccehomo "nos da una lección, los desastres pueden ser milagros. Si tienes fe, esperas y rezas, los milagros suceden".

Etiquetas
Comentarios