Despliega el menú
Ocio y Cultura

Premios para mantener vivo el recuerdo de los Sitios

La evocación de los Sitios de Zaragoza regresó este lunes de una forma especial, con la celebración del 30 aniversario de la Asociación Cultural los Sitios. El Paraninfo de la Universidad de Zaragoza acogió esta cita solemne que estuvo presidida por la vicerrectora de Cultura y Proyección Social, Yolanda Polo, que tuvo un doble protagonismo: ejerció de anfitriona y recogió la medalla colectiva de socio de honor a la Universidad de Zaragoza, ya que al acto no pudo asistir el rector José Antonio Mayoral.

El presidente de la Asociación Los Sitios, Gonzalo Aguado, destacó que “no hay demasiadas entidades vinculadas a un tema cultural que perduren tanto tiempo”. A su juicio, eso es debido a que “mucha gente ha participado en el proyecto y se ha ido pasando el testigo a lo largo de estos 30 años”. Además, concluyó, “ni mucho menos hemos llegado a la actualidad tras un proceso de decadencia sino todo lo contrario; hoy la asociación está más viva que nunca”.

Durante la velada se entregaron más reconocimientos. La medalla de socio de honor individual la recibió Alfonso García Roldán por el apoyo brindado a la asociación durante su etapa como director general de la consejería de Educación y en diferentes actos, dada la estrecha vinculación que mantiene con la Academia General Militar. “Una parte importante de este galardón –reconoció Alfonso García– le corresponde a la Academia porque han sido muchos compañeros militares los que me han introducido en este tema”.

El premio de investigación histórica fue para el teniente coronel José Antonio Pérez Francés. Desde su doble condición de militar e historiador se reconoció su gran contribución al conocimiento de los Sitios de Zaragoza. De hecho, la de ayer es la cuarta distinción que recibe. En concreto, por la segunda parte de un trabajo que ya fue premiado en 2017. Lleva por título ´La batalla del Arrabal` y, según el propio autor, “fue el enfrentamiento que hizo que existiera el segundo sitio de Zaragoza”. Tres mil zaragozanos consiguieron parar a 12.000 franceses “frenando las intenciones de Napoleón, para el que era un objetivo prioritario la toma de la capital aragonesa”.

Durante el acto también se concedieron diplomas de méritos a dos escritores, Javier Rubio y Carlos Álvarez de Eulate. Ambos han editado recientemente libros relacionados con los Sitios, “una decisión costosa y arriesgada en estos tiempos”, tal y como se puso de manifiesto.

Sin embargo, sus obras están teniendo muy buena acogida, tanto el cómic de Javier Rubio, ´Zaragoza resiste`, como el libro ´El espía de Palafox`, dirigido al público juvenil, que a través de sus páginas está consiguiendo enganchar a las generaciones que tendrán que seguir manteniendo vivo el espíritu de esta asociación cultural.

Por último, el premio de los jóvenes fue para Carlos Suárez por un trabajo de investigación sobre un héroe poco conocido, el teniente coronel Rafael Estrada, que murió en 1808 en la defensa del convento de Santa Catalina.

Además de la entrega de estos galardones, se proyectó un vídeo conmemorativo en el que se repasaron los hitos más importantes de los últimos 30 años. También se recordó que a lo largo de 2018 habrá más actos como una exposición retrospectiva y la celebración de un concierto.

De alguna forma, esta cita tuvo un carácter reivindicativo al recordar algunas de las promesas que siguen sin concretarse. En concreto, el presidente de honor, Carlos Melús, se refirió a retos pendientes como la puesta en marcha del Museo de los Sitios y la creación de un monumento a los más de 10.000 zaragozanos enterrados en la arboleda de Macanaz.

Etiquetas
Comentarios