Ocio y Cultura
Suscríbete

"La percusión me permite convertir en instrumento cualquier objeto"

Luis Tabuenca (Zaragoza, 1979) presentan en el Centro Joaquín Roncal (21.00) 'Volavérunt'.

Luis Tabuenca
Luis Tabuenca
Víctor Almazán

Luis Tabuenca (Zaragoza, 1979) es solista internacional de música contemporánea, improvisador y compositor. Ha realizado giras por Europa, Asia y América. Su música ha sido interpretada en Estados Unidos, Bulgaria, España y Francia. Ha sido becado por el Gobierno de Aragón, el Ministerio de Cultura y la comisión Fullbright. Desempeña su labor docente como jefe del departamento de percusión del Conservatorio Profesional de Música de Burgos. 

Este miércoles se presenta en su ciudad natal (Centro Joaquín Roncal, 21.00, San Braulio, 5. Entrada: 7  euros) con Luis Tabuenca Ensemble formado por Luis Tabuenca, percusión y composición; Zulaima Boheto, violonchelo; Alberto de la Fuente, piano; Pablo Pardo, saxofones; y David Romero, clarinetes.

-Su último disco se llama ‘Volavérunt’. ¡Vaya título pintoresco!

-Es un proyecto que nace de ‘Los Caprichos’ de Goya. Hice una selección de varios y cogí una idea de lo que me sugería cada uno. ‘Los Caprichos’ eran una especie de crítica de la sociedad de la época que le tocó vivir al pintor aragonés y, basado en esa idea, he cogido algunos de ellos y los he convertido en material musical. Parto de la improvisación con cada músico que he seleccionado para este proyecto.

-¿Hay músicos aragoneses en esa selección?

-En el caso de Zulaima Boheto sí, es aragonesa y toca violonchelo; y David Romero, que toca el clarinete y se formó en el Conservatorio de Zaragoza.

-Usted también estudió allí.

-Me formé un tiempo en el Conservatorio Profesional de Música de Zaragoza y más tarde en el Conservatorio Superior de Música de Aragón.

-En Aragón sabemos mucho de tambores y bombos pero la percusión es algo más...

-Hay instrumentos de todo tipo: la batería, que todo el mundo conoce, y también el vibráfono, de la familia del xilófono. En este proyecto hago sonidos con agua, con globos... La percusión te permite explorar cualquier tipo de objeto, convertirlo en sonoro y en un instrumento musical.

-¿Cualquier tipo de objeto?

-Normalmente utilizo material de deshecho, como ruedas de bici, por ejemplo. Afino los radios de la rueda para hacer melodías con ellos. A veces los toco con arco o con baquetas o corchos, depende de lo que busque.

-¿Se pueden afinar los radios de una rueda?

-Es curioso pero sí. Se pueden tensar para que queden fijos a la estructura de la rueda y también destensarlos. Eso produce que puedan sonar más agudos o más graves.

-Un percusionista, ¿aprende a base de golpes?

-Es una de las maneras. Lo más importante es escuchar muchos tipos de música, cuantos más mejor, y ser muy receptivo a cualquier propuesta.

-¿Cuantas horas al día hay que ensayar?

-Cuantas más mejor. En mi caso, entre dos y cinco horas diarias de exploración de sonido, trabajo técnico de cada instrumento, de cada objeto, de búsqueda y creación de nuevos instrumentos.

-Los sonidos experimentales, ¿gustan a toda clase de público?

-Bueno, es como todo. A veces, en un trabajo de mucha experimentación el resultado no es lo más importante sino el proceso, la búsqueda. En muchas ocasiones, la música no va a la par de la época que le toca vivir. No es que yo sea un visionario pero lo importante es que cualquier sonido es válido y puedo jugar y trabajar con lo que alguien puede considerar ruido.

-¿Tiene suficiente repercusión un percusionista entre el resto de intérpretes?

-En el rock y en el pop tienden a llevar el ritmo y suelen colocarse atrás. En la música clásica la sección de percusión se ha usado durante años para reforzar pasajes y dar color a la orquesta. Hoy en día, cada vez hay más percusionistas buscando nuevos sonidos y el abanico es mucho más amplio.

-La música, ¿es un lenguaje universal?

-Por supuesto. A diferencia de otras disciplinas artísticas, la música instrumental, al no usar texto, puede evocar cosas que escapan al control del propio intérprete o compositor. Su lenguaje es más abstracto.

-En la actualidad desarrolla su trabajo en el Conservatorio Profesional de Música de Burgos...

-Temporalmente. Estoy acabando mi etapa allí. Me gustaría volver a Zaragoza, pero de momento vamos a fijar nuestra residencia en Barcelona.

-Es fundador y director artístico del Festival Internacional Audio Tangente, ¿en qué consiste?

-Mi mujer Ana María Alarcón, que es musicóloga, y yo detectamos cierta carencia de música experimental y propusimos al Espacio Tangente, un centro de creación contemporánea de Burgos, una cita anual con músicos internacionales y también locales de la escena experimental. En octubre comenzaremos la quinta edición.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión