Despliega el menú
Ocio y Cultura

V Congreso Iberoamericano de Cultura

La cultura, un elemento común que singulariza la identidad del mundo iberoamericano

"En América Latina, España y Portugal, la cultura es un modo de vida, mientras que para Estados Unidos y Europa es un bien de consumo".

La cultura, un elemento común que singulariza la identidad del mundo iberoamericano
La cultura, un elemento común que singulariza la identidad del mundo iberoamericano

La cuenta atrás para que comience el V Congreso Iberoamericano de Cultura en Zaragoza ya ha arrancado. Este miércoles se abrirá este encuentro que reunirá a la comunidad iberoamericana de ambos lados del Atlántico en torno al ámbito de la cultura. "Se ha tendido a considerar la cultura como algo superfluo, sin embargo, va desde el modo en que tratamos los alimentos a cómo percibimos al otro y cómo nos comunicamos a través del lenguaje", afirma Leonor Esguerra, directora de cultura de la Secretaría General Iberoamericana, que moderará la mesa 16, sobre inclusión social y cooperación cultural.

"Existe una especificidad de la cultura iberoamericana que existe más allá del reconocimiento público que se haga de ella, y que es una manera de andar por el mundo", explica Esguerra. "Hay algo que nos hermana y nos une y eso es la razón de ser de este congreso de Zaragoza", señala la directora de cultura, quien especifica cual es ese nexo de unión: "Para nosotros, en América Latina, España y Portugal, la cultura es una identidad y un modo de vida, mientras que para Estados Unidos y Europa es más un bien de consumo".

"El sistema de cooperación cultural es el ejemplo de que podemos hacer cosas juntos –señala–. Por ejemplo, gracias al programa Ibermedia de coproducción cinematográfica, países como Bolivia, Honduras, Paraguay... para quienes era impensable desarrollar un cine propio, pueden hacerlo gracias a colaborar en coproducciones con Argentina o Brasil o México o España. Esto puede hacerse con museos, orquestas...".

Este modo de cooperar Sur-Sur, horizontal y reforzado, en el que cada país se integra en un programa por su voluntad y aportando fondos de acuerdo a su PIB, es único en el mundo. "Normalmente, los países ricos dan subvenciones a los pobres, en la cooperación cultural iberoamericana estamos logrando que estados con un desarrollo medio o medio-bajo, colaboren entre sí. Esto no lo tienen la ONU, ni ninguna otra organización", afirma Esguerra.

Digital

Profundizar en esos modos de desarrollo cultural en el ámbito digital es la tarea que Esguerra espera del congreso de Zaragoza "Que la brecha digital entre comunidades no cree desigualdades en ese desarrollo", señala.

Otros objetivos para la directora de cultura de la Secretaria Iberoamericana son potenciar el patrimonio y la lengua, eliminar aranceles a exposiciones, desarrollar la educación y crear una cultura capaz de competir con la anglosajona.

Más información sobre el V Congreso Iberoamericano de la Cultura.

Etiquetas