Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CAPITAL CULTURAL 2016

Zaragoza 2016, ante el reto de tomar las calles y revitalizar espacios

La candidatura a la Capitalidad Europea de la Cultura incluye en su programación teatro, música callejera, fiestas populares y juegos tradicionales, una feria latinoamericana....

Exposición Zaragoza Latina en el Centro de Historia en 2006
Zaragoza 2016, ante el reto de tomar las calles y revitalizar espacios
HERALDO

¿Qué ocurrirá en Zaragoza si la ciudad se lleva finalmente la Capitalidad Europea de la Cultura en 2016? La fundación de la candidatura se encuentra estos días redactando el dosier definitivo, que tiene que entregar como muy tarde el próximo 23 de abril. ¿Pero qué programación se prepara para 2016 si al final la capital aragonesa se lleva el pastel? Zaragoza 2016 no solo busca revitalizar espacios de la ciudad en desuso, sino también tomar las calles y plazas de la capital aragonesa.

Si el público no acude al teatro, que el teatro acuda al público. Es el reto de la iniciativa 'Teatro a un euro', con el que las plazas peatonales, solares y otros rincones de la ciudad se convertirían en improvisadas salas y cuya entrada costaría un euro. Cada compañía de teatro gestionaría un espacio de la ciudad y haría piezas cortas al aire libre. La iniciativa busca llegar a todo tipo de públicos cobrando este simbólico precio y se desarrollaría en calles singulares de la capital aragonesa, como la calle Delicias o el paseo de la Independencia.

No sería la única actividad que tendría en 2016 escenarios al aire libre. La candidatura plantea un festival de músicos callejeros que llevaría por nombre 'Silluevesenosmojaeltrombón' (sí, todo junto). Bandas de jazz, funky, rock, folk, y batucadas de toda Europa se acercarían cuatro días a tocar a lugares singulares de la capital aragonesa, como el interior del tranvía, los mercados, las plazas... En este festival participaría la Homeless Brass Band y la On the Run Orquesta, dos grupos musicales (el primero de adultos y el segundo de niños y adolescentes) que se formarían a partir de músicos inmigrantes, sin recursos o pertenecientes a grupos con riesgo de exclusión social.

Ocio y cultura

Parte de la programación de Zaragoza 2016 tiene un estrecho vínculo con el ocio. Es el caso del proyecto 'Oh La La', con el que la ciudad imitaría las fiestas más significativas de Europa. San Patricio de Irlanda (fiesta en la que el país se echa a la calle durante cuatro días), la Oktoberfest alemana (el festival de la cerveza de Múnich) o el Día de la Reina de Holanda (Amsterdam se viste de naranja para conmemorar el cumpleaños oficial de su reina) son algunas de las celebraciones que se quieren importar. La candidatura busca así hacer un guiño festivo a varios países de la Unión Europea.

Uno de los objetivos de Zaragoza 2016 es revitalizar espacios de la ciudad en desuso. Por ello, la antigua fábrica Giesa-Schindler, en el barrio de Las Fuentes, es el espacio propuesto para alojar el proyecto 'La Ciudad de los Niños'.

Dirigido a pequeños, educadores y familias, esta iniciativa crearía dos espacios de juegos para niños según sus edades: uno para pequeños de hasta 3 años, y otro para criaturas de entre 3 y 11. Además, una escuela de animación daría recursos a los educadores y se crearía una biblioteca infantil con un fondo de libros que no solo estuviese en castellano, sino en varios idiomas europeos más.

También dedicado al ocio es el proyecto 'Iocus, Espacio del Juego Tradicional'. Esta iniciativa busca traer a la capital aragonesa los juegos tradicionales de distintos países del continente. No sería un espacio museístico, sino un lugar en el que los visitantes participarían activamente. En el dosier presentado al jurado en septiembre de 2010 se señaló que 'Iocus' contaría con dos espacios, uno interior y otro exterior, en el recinto de Ranillas de la Expo. Sin embargo, la candidatura baraja hoy otros espacios para situar el proyecto.

Y del siglo XX al XXI, porque Zaragoza 2016 también busca sitio al 'Espacio Europeo del Videojuego'. En un primer momento se habló de ubicarlo en la antigua Harinera de San José, pero actualmente se barajan otros espacios para ubicarlo. Zaragoza 2016 tiene la intención de que esta iniciativa quede de forma permanente en la ciudad. El proyecto busca celebrar talleres de diseño y de reflexión sobre el videojuego, así como muestras didácticas. Para ello contaría con la colaboración del Centro de Arte y Tecnología de Zaragoza, así como de empresas del sector, universidades europeas y diseñadores.

El vínculo con América Latina

Una de las exigencias del jurado es la creación de vínculos culturales con América Latina. En este sentido, la candidatura de la capital aragonesa cuenta con el programa Zaragoza Latina, que lleva vigente desde 2004 y que ha tenido como epicentro el Centro de Historia.

El paso siguiente que quiere dar Zaragoza 2016 es la creación del Centro Europeo de la Cultura Latina, que aún no tiene espacio concretado, aunque fuentes de la candidatura confirman que se ha descartado para tal fin el antiguo conservatorio de Zaragoza, del que se llegó a hablar. Esta oficina gestionaría actividades como la denominada 'Lola', una feria que convertiría Zaragoza en centro neurálgico de la música independiente latina en 2016. No solo se organizarían conciertos de artistas emergentes, sino también encuentros de mánagers y productores.

Otro festival que se prepararía para 2016 sería el 'Buñuel.O', dedicado al teatro. La candidatura ha contactado con compañías como La Fura dels Baus, la Xarxa Teatre y el Teatro del Temple para que recojan el universo artístico Luis Buñuel y, a partir de ahí, creen un nuevo espectáculo teatral. Esta actividad estaría a medio camino entre Zaragoza y Calanda.

Etiquetas