Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Humor para romper la tensión entre el director de la Academia y la ministra

El presentador de la gala, Andreu Buenafuente, se esfuorzó en relajar el ambiente, pero la tirantez entre Álex de la Iglesia y González Sinde se dejaba sentir.

González Sinde y Álex de la Iglesia llegaron juntos
Siga la entrega de los premios, al momento
EFE

Buenafuente retomó su muerte con la que concluyó la gala de los Goya 2010 para iniciar la de 2011. En un montaje repleto de guiños a títulos del cine español, el catalán consiguió romper la tensión que reinaba entre el presidente de la Academia Alex de la Iglesia y la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde, que estaban sentados juntos pero el abismo que los separa quedaba manifiesto en sus rostros.

«Esta es una descarga legal» anunció Buenafuente y consiguió la primera carcajada de la noche, y un mohín de González Sinde, que parecía adivinar lo que le espera. El presentador de La Sexta tuvo guiños para algunos de los presentes, todos los directores nominados, algunos actores noveles y pesos pesados como Luis Tosar o Bardem.

Pero dio un paso más, y entre bromas y guiños abordó el conflicto que separa a De la Iglesia y González Sinde, consiguiendo que ambos se removieran en la butaca: «Si yo creo que se gustan un poco», aventuró Buenafuente.

Tras las risas, comenzaron los premios. Mejor actor de reparto: Karra Elejalde, por 'También la lluvia', que se apropió del micrófono en los agradecimientos e hizo historia de su vida. Y esto no ha hecho más que empezar...

Etiquetas