Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

«Tras pasar al lado más optimista, necesito parar»

El director de 'Primos' visitó ayer Zaragoza junto a la actriz Clara Lago para mantener un coloquio en el ciclo 'La buena estrella'.

Clara Lago y Daniel Sánchez Arévalo posaron así de divertidos en el Paraninfo de Zaragoza.
«Tras pasar al lado más optimista, necesito parar»
ARáNZAZU NAVARRO

Tras hacer filigranas entre la comedia y el drama con 'Azuloscurocasinegro' y 'Gordos', el director Daniel Sánchez Arévalo necesitaba 'Primos', una «comedia lúdica y juguetona», como él mismo define su última película, que lleva recaudado casi un millón de euros en el primer fin de semana. ¿Qué será lo siguiente? «He hecho un camino hacia la luz, he pasado al lado más optimista de la vida y, ahora, no lo sé. No tengo nada decidido, lo cual siempre angustia un poco. Necesito parar un poco y descansar, voy a intentar tomármelo bien y con calma», contestaba ayer en Zaragoza con motivo de su participación en el ciclo 'La buena estrella'.

Quienes le conocen bien no acaban de creérselo del todo. Quizás por eso añade entre sonrisas la coletilla de que esta es su intención actual, y «a lo mejor dentro de cuatro meses estoy escribiendo un nuevo guión». En la divagación tercia el productor José Antonio Félez y recalca que «Dani está bien dotado para la comedia, es crítico consigo mismo y capaz de reír con sus limitaciones, errores e incoherencias y por eso es tan generoso con sus personajes. No condena a ninguno, busca el aspecto positivo y humano, y eso lo transmite».

Pero volvamos a 'Primos'. Una vez que se le pregunta por el tema, Sánchez Arévalo confiesa que esta comedia romántica de tres primos carnales, que también son algo pánfilos, otro de los sentidos de la palabra 'primo', cuenta «con más elementos autobiográficos que las anteriores. A mí no me han dejado plantado en el altar, pero casi». Por eso aclara que se siente identificado «con los tres personajes en diferentes momentos de mi vida y con su forma de actuar».

Pero un hecho dramático, el que a Diego (Quim Gutiérrez) su novia le abandone poco antes de casarse, prefiere enfocarlo desde su lado cómico, «reírte de ti mismo y quitarle importancia a las cosas en lugar de dársela». Y entre tanta zozobra económica, la trama se convierte en un «remedio anti-crisis», un eslogan que le suena la mar de bien a José Antonio Félez.

Para este viaje «luminoso», el director quiso contar con actores casi fetiches para él, como Quim Gutiérrez (protagonista de 'Azuloscurocasinegro'), Raúl Arévalo (que interpreta a Julián y está presente en todos sus trabajos) y Antonio de la Torre, al que el propio Sánchez Arévalo se refiere durante la conversación como «mi hermano». «No es que seamos familia. Para mí, son los mejores actores», insiste.

Y para quien también escribió el papel fue para Clara Lago, una de las chicas de la cinta, a la que conocía por el guión de 'El mal ajeno', de Óskar Santos.

 

Con un pie en Berlín

Una Clara Lago que en Zaragoza asentía cuando a su lado Daniel Sánchez Arévalo reconocía, y no es la primera vez, que, como los protagonistas de 'Primos', «los hombres nos volvemos más débiles y vulnerables cuando hay mujeres alrededor». No dejó de alabar la «empatía» que prima en los rodajes, «porque incluso en los momentos más neuróticos, de muchos nervios y presión, Dani te transmite buen rollo, tranquilidad y relajación».

Unas sensaciones que también le contagió para su paso por la Berlinale, ya que la actriz viaja a Berlín el viernes para fomar parte del 'Shooting Stars', una iniciativa del festival alemán que resalta a los actores revelación más prometedores del cine europeo.

Y ante la proximidad de los Goya no podía faltar la típica quiniela. Daniel Sánchez Arévalo lo tiene claro. Mejor película y director: 'También la lluvia' e Icíar Bollaín. Mejor actriz: Nora Navas por 'Pan negro'. Mejor actor: Javier Bardem, «aunque yo se lo daría a mi hermano Antonio de la Torre». ¿Cuántos acertará?

Etiquetas