Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

EDUCACIÓN MUSICAL

Estudiantes del Conservatorio de Aragón en un templo de la música clásica

Una orquesta de alumnos actuará el 7 de mayo en la Filarmónica de Berlín con cuatro de sus solistas.

Camerata Aragón, la Orquesta de Cámara del Conservatorio.
Estudiantes del Conservatorio de Aragón en un templo de la música clásica
COLECTIVO ANGUILA

La Camerata Aragón (Orquesta de Cámara del Conservatorio Superior de Música de Aragón) escribirá el 7 de mayo en la Filarmónica de Berlín una importante página de su historia. Se convertirá en la primera formación de un centro musical de enseñanza español, y posiblemente europeo, que ofrece un concierto en esta meca de la música clásica. Además, lo hará con cuatro solistas de esta agrupación histórica de merecido prestigio: Wenzel Fuchs (clarinete), Gábor Tarkövi (trompeta), Sarah Willis y Hervé Joulain (trompas).

«Cuando se presentó la Camerata (febrero de 2004) no podíamos ni imaginar que un día tocaríamos en este auditorio de referencia mundial. Somos un proyecto educativo inédito y para nosotros supone un reconocimiento al trabajo que venimos desarrollando», asegura su director, Rolando Prusak. Una idea en la que insiste el director del Conservatorio, Pedro Purroy: «Hay que valorar que los solistas de la Filarmónica no tocan con cualquiera, para ellos es un riesgo, y más ante su público».

Los cuatro solistas conocen de sobra la labor del Conservatorio aragonés, ya que son algunos de los profesores de postgrado del centro. Antes de vivir esta experiencia única en la capital alemana, el 3 de mayo ofrecerán la misma actuación en el Auditorio zaragozano, dentro de la programación de la XVII Temporada de Grandes Conciertos de Primavera, y el 4 de mayo lo harán en el Palau de Valencia. El programa elegido incluye 'Concierto para trompeta en Re' de G. Tartini; 'Nigun', de la suite 'Baal Shem', para violín de E. Bloch; 'Concierto para clarinete en La, KV 622' de Mozart; 'Suite para dos trompas en Fa' de Telemann; 'Sinfonía simple, Op.4' de Britten y 'Sinfonía nº1 en Re, Op.25. Clásica' de Prokofiev.

 

«Una experiencia para madurar»

La Camerata está formada por 22 instrumentistas de cuerda, alumnos de 18 a 21 años, a los que se van a sumar en esta ocasión otros 13 de cuerda. «Nuestra idea es mostrar todo el abanico de una orquesta de cámara», dice Prusak. Además, recalca lo que esta vivencia significa para los estudiantes: «Ellos tienen el nivel adecuado, pero cada vez que adquieren una experiencia artística de este nivel maduran, es un golpe, porque realmente la afrontan como profesionales».

En abril comenzarán unos ensayos maratonianos de 8 horas diarias durante dos semanas. «Hace falta disciplina y rigor», defiende Rolando Prusak cuando uno se asombra de esta dedicación.

Esta colaboración con la Filarmónica de Berlín cuenta con el apoyo del Instituto Cervantes y la embajada española, y el Conservatorio están manteniendo conversaciones con posibles patrocinadores. Se tratará además de la primera salida al extranjero de la Camerata. Fue invitada a una gira por Iberoamérica en septiembre, pero el proyecto tiene que esperar.

Etiquetas