Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA CLÁSICA

La violinista Lisa Batiashvili actúa mañana en el Auditorio

Batiashvili (1979) tocará junto a ellos en el Auditorio Nacional el concierto de violín de Beethoven, un programa que repetirá mañana en el Auditorio de Zaragoza, a las 20.15.

La georgiana Lisa Batiashvili es una de las violinistas jóvenes con mayor carisma y virtuosismo pero, además, siente una gran curiosidad por experimentar «la energía de los demás». Por eso no dudó en decir «sí» cuando la Orquesta de Cadaqués le propuso que exhibiera junto a ellos su maestría.

Hoy, Batiashvili (1979) tocará junto a ellos en el Auditorio Nacional el concierto de violín de Beethoven, un programa que repetirá mañana en el Auditorio de Zaragoza, a las 20.15.

«Estoy deseándolo. Es una orquesta muy especial, muy inspiradora y llena de energía y no creo que haya muchas así en España», señala la joven intérprete. Quien la convenció fue Jaime Martín, flautista de la London Philarmonic Orchestra y de la Chamber Orchestra of Europe, entre otras, y flamante director de la formación de Cadaqués, que eligió el repertorio que tocarán en España precisamente porque Batiashvili tiene «el mejor 'beethoven'» que él ha escuchado nunca. «Jaime es simpatiquísimo. Es una persona encantadora, buenísimo como flautista y estoy segura de que será una experiencia fabulosa tocar bajo su dirección», corresponde la violinista, que acaba de editar su primer disco en Deutsche Grammophon, 'Echoes of time', una delicada mirada hacia sus «raíces».

Batiashvili explica que dejó Georgia, junto a su familia, cuando tenía 11 años, para trasladarse a Alemania, donde aprendió con el maestro Mark Lutobsky, alumno a su vez de David Oistrhak, para el que Shostakovich compuso conciertos de violín. Cuando su profesor le contó cosas sobre el concierto número 1 de violín de Shostakovich (1906-1975), compuesto en la URSS «con ansias de libertad», le fascinó de tal forma que también para ella se convirtió en el símbolo de un tiempo en el que cualquier resquicio creativo era utilizado contra la brutalidad del sistema.

Etiquetas