Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ARTE

El proyecto de Antonio López para pintar en la basílica del Pilar, en punto muerto

El Cabildo sigue a la espera del boceto final y el artista está trabajando en otros encargos.

El proyecto de Antonio López para pintar en la basílica del Pilar, en punto muerto
El proyecto de Antonio López para pintar en la basílica del Pilar, en punto muerto
OLIVER DUCH

Cuando se cumplen justo dos años del ofrecimiento de Antonio López para pintar un luneto del Pilar, el proyecto se encuentra donde estaba, en el limbo de los deseos que duermen el sueño de los justos.

Oficialmente todo son buenas palabras: el pintor quiere desarrollar la idea que ha soñado para la basílica; el Cabildo, que la lleve adelante; muchos zaragozanos suspiran ante la posibilidad de que el artista vivo más cotizado del mundo deje huella en la ciudad, y, al parecer, hay empresarios dispuestos a pagar el trabajo si se quedan a cambio con los bocetos. Pero el caso es que 24 meses después del anuncio todo sigue igual. Todo no: Antonio López tiene ya 75 años (los cumplió el 6 de enero) y parece haberse disipado buena parte de su entusiasmo inicial por el proyecto.

¿Qué está pasando? La clave del asunto parece estar en el boceto que el Cabildo pidió al artista como condición previa para autorizar la intervención. Un boceto con el que se quería saber exactamente qué se va a plasmar en la pintura y ver cómo se conjuga ésta con el grupo escultórico que el artista quiere situar a ras de suelo. Antonio López aceptó, y en octubre de 2009 presentó un boceto, elaborado bajo su supervisión por Antonio Castillo, artista que formará parte del equipo que llevará a cabo el proyecto.

El Cabildo no quedó convencido con lo que se les presentaba y pidió un boceto más detallado. Para dejar patente al artista que existe un interés cierto en que pinte en el Pilar, una delegación del Cabildo Metropolitano de Zaragoza, con el deán Manuel Almor al frente, visitó en mayo pasado al Antonio López en su domicilio madrileño.

Ocho meses sin noticias

Y hasta hoy. Así lo confirmaba ayer el propio Manuel Almor, que insistía en que aquel encuentro «fue cordialísimo y en ningún momento se plantearon problemas».

«No puedo decir nada nuevo sobre este asunto -aseguraba ayer-, porque no hay novedad desde aquel encuentro que tuvimos en Madrid. Desde entonces no he hablado ni con el artista ni con la directora de la Fundación Arte y Gastronomía, María Luisa Safont, que impulsa el proyecto.

El único contacto ha sido una carta que le envié a Antonio López, en la que le ratificaba por escrito lo que habíamos hablado previamente en Madrid. Nosotros seguimos esperando el boceto porque, ¿qué le voy a presentar al Cabildo o a la Comisión de Patrimonio para que apruebe el proyecto?». Desde hace casi un año, en el Cabildo ni se habla del asunto.

Antonio López nunca ha trabajado con bocetos previos y, según fuentes cercanas al pintor, la exigencia en torno al boceto podría haberla interpretado como una cierta duda sobre sus capacidades artísticas para 'compartir espacio' con Bayeu o Goya. Pero él nunca ha dicho nada al respecto. Lo que es indudable es que hace dos años el artista tenía este proyecto como el número uno de sus prioridades -era él quien se desplazaba a Zaragoza para explicar el proyecto al arzobispo, al Cabildo, a los medios de comunicación o al alcalde-, y hoy parece ser uno más en una agenda muy apretada.

 

Numerosos encargos

De hecho, desde que se produjo ese encuentro en Madrid, el pintor ha estado aprovechando la luz de la Gran Vía para progresar en alguno de sus cuadros; o participando en cursos de verano; o inaugurando la monumental escultura 'La mujer de Coslada'; o paseándose por Albacete buscando la ubicación idónea para una escultura que le han encargado... Y se sabe que está muy atareado con la exposición que este verano le dedicará el Thyssen.

María Luisa Safont insiste en que Antonio López, que ayer fue al Palacio Real a continuar uno de sus retratos, no ha descartado el proyecto. «He estado hablando con él precisamente hoy (por ayer). Sigue ilusionado con la idea de presentar el boceto y la maqueta. Pero se lo toma con calma, no sabe hasta qué punto en Aragón están ilusionados con la idea. Dice que esperemos, que estemos tranquilos, que hay que seguir el camino marcado por la Iglesia».

Ilusionado. A principios de 2009 Antonio López presentó su proyecto en Zaragoza. Se mostró «muy ilusionado». En la imagen, Antonio López, María Luisa Safont y el escultor Francisco López, colaborador del artista.

Etiquetas