Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

David Sancho rueda en Mora de Rubielos un western en 3D

El cortometraje, dirigido por Pablo Aragüés, recoge la historia de dos hermanos enfrentados por una herencia y un oscuro pasado.

David Sancho.
David Sancho rueda en Mora de Rubielos un western en 3D
M. C.

Aunque parezca inverosímil, existe un punto en común entre el actor David Sancho, Mora de Rubielos, el género del western y las cámaras estereoscópicas: el cortometraje 'La culpa aprieta más gatillos', que comenzó ayer su rodaje y estará hasta el martes en una casa situada a un par de kilómetros de localidad turolense.

El audiovisual se ambienta en 1890 y tiene como escenario un pueblo perdido en medio de ninguna parte, ya que el guión no especifica un lugar concreto. David Sancho interpreta a Abel, un campesino mudo que acaba de perder a su padre. Tras el fatal hecho, llega a la villa un jinete con oscuras intenciones, interpretado por William Miller, que resulta ser el hermano de Abel.

"Mi personaje no entiende por qué, después de tanto tiempo, llega su hermano, que es un vividor", explica Sancho. Un oscuro pasado entre ambos, el problema de la herencia que deja su padre y los celos que surgen por Ruth, la mujer de Abel (interpretada por Kelly Thomas), forman el nudo argumental de la trama.

Con la grabación en tres dimensiones surgen cambios respecto a la manera tradicional de grabar. "Las dos cámaras tienen que converger en dos puntos a la vez. Todo debe estar muy medido y se tarda mucho más tiempo", señala Sancho.

Los diálogos del cortometraje, que está dirigido por el zaragozano Pablo Aragüés, se graban en inglés. "Sin embargo, como el personaje de David Sancho es mudo, cobra importancia la comunicación con su mujer a través de sus expresiones", especifica Aragüés, que añade que no es casualidad que Abel no pueda hablar. "Es un elemento simbólico por los secretos que guarda".

El director reconoce que grabar con cámaras estereoscópicas "significa desarrollar un lenguaje nuevo, la concepción del ritmo y del montaje es diferente a la tradicional". La post-producción se hará en Barcelona y el corto durará seis minutos. Está previsto que 'La culpa aprieta más gatillos' llegue en primavera a los cines y se proyecte como aperitivo previo a largometrajes comerciales.

Etiquetas