Ocio y Cultura

POESÍA

Ángel Guinda rescata la poesía de mujer

El escritor y profesor selecciona a 64 escritoras para el libro 'Yin. Poetas aragonesas 1960-2010', entre ellas Eva Amaral.

Ángel Guinda rescata la poesía de mujer
HERALDO

 "Son sesenta y cuatro voces llamadas a desempolvar nuestras conciencias adormecidas por el letargo crítico, ateridas por el frío, vapuleadas por el miedo", dice el profesor y poeta Alfredo Saldaña de la antología 'Yin. Poetas aragonesas, 1960-2010', que acaba de preparar Ángel Guinda (Zaragoza, 1948), escritor, profesor y crítico, en Olifante, con numerosas novedades: desde la incorporación de la cantante Eva Amaral, que forma el dúo Amaral con Juan Aguirre, hasta la presencia de Trinidad Ruiz-Marcellán o varias escritoras inéditas.

Explica Guinda: "He querido preparar esta antología para reparar una injusticia. Las dos antologías más importantes de poesía escrita por poetas aragonesas o residentes en Aragón a lo largo del siglo XX -realizadas por Ana María Navales y el profesor Antonio Pérez Lasheras- apenas recogían obra de una mujer: la propia Ana María Navales. Poetas tan relevantes de la Generación del 50 como Lola Mejías, Sol Acín o Cristina Lacasa merecían este reconocimiento". Guinda asegura que el criterio fundamental de selección ha sido el de la calidad."Desde luego, y también la trayectoria de las poetas y su entusiasmo por la escritura. Una antología es una amputación. He preferido pecar de generosidad ampliando la nómina de nombres antes que ser escrupulosamente restrictivo".

Rescates y descubrimientos

El autor de 'Claustro' o 'Conocimiento del medio' se ha preocupado de recuperar voces olvidadas, fallecidas como María Pilar Pallarés Dúkar, "muerta en plena juventud hace treinta y seis años", Sol Acín, "reconocida por los especialistas", o Lola Mejías, la esposa de Eugenio Frutos, "autora de un solo libro, magnífico". El compilador también desvela la voz de Trinidad Ruiz-Marcellán, editora de Olifante, "poeta hasta ahora secreta, cuya presencia en 'Yin' conseguí después de mucho rogarle con tozudez maña que aceptase entrar en la muestra. Lo ha hecho a regañadientes".

Insiste Ángel Guinda que otra sorpresa incuestionable es Eva Amaral, "como poeta de gran interés, superconocida como la importantísima cantante que es junto a Juan Aguirre". En el capítulo de las revelaciones, Guinda cita los nombres de Olga Bernad, Reyes Guillén, Laura Tajada, Sofía Díaz Gotor, Marta Fuembuena, Laura Lahoz, Loli Bernal? "Para mí -añade-, uno de los casos más raros o llamativos es el de la jacetana Vida Armada (Mª Vida Armada Charles), una interesantísima diseñadora, licenciada en Filología Inglesa y poeta de 26 años que acababa de regresar a España después de tres años residiendo en Liverpool". Puesto a señalar líneas de trabajo, estéticas y movimientos, Guinda considera que las poetas de la Generación del 50 siguen una triple línea existencialista, metafísica y de compromiso social, y que las adscritas a la Generación de la Democracia pueden vincularse "a la corriente de la nueva sentimentalidad, a la poesía epigonal de la experiencia, o a la poesía de la diferencia".

Añade: "Las poetas de Fin de siglo XX quedan adscritas al realismo. Las poetas más jóvenes, de inicios del siglo XXI, optan por un interesante eclecticismo de tendencias, con frescura natural, y una total desinhibición para el tratamiento de la libertad afectiva, de la libertad sexual y para abordar incluso el tema de la pornografía, como hace Clara Santafé".

Uno de los aspectos más arriesgados del trabajo es la presencia de bastantes escritoras que no habían publicado ni un solo poemario. El escritor lo tiene muy claro: "Ese era el reto de mi rastreo e investigación. Hay poetas valiosas que, por diferentes circunstancias, no han conseguido editar sus poemas y he querido recoger su voz en esta compilación: representan el 28 por ciento de la muestra". En algunos casos, puede dar la impresión de que hay voces favorecidas por el antólogo, sobre todo por la cantidad de poemas escogidos. "Sí, hay voces de mi predilección: Ana Muñoz, desde luego: por su talento verbal y la riqueza de su mundo interior; cualidades que también reconozco en otras poetas, entre ellas: Teresa Agustín, Almudena Vidorreta, Carmen Ruiz Fleta, Brenda Ascoz, Miriam Reyes, Luisa Miñana, etc.".

Ausencias, calidad y cantidad

Guinda se lamenta de algunas ausencias, como la de Carmen Magallón, "con la que no he podido contactar", y se congratula de haber podido contar con "dos valiosísmos avales" como "la exhaustiva, rigurosa y fundamentada introducción realizada por Ignacio Escuín Borao y el texto de solapa de Alfredo Saldaña".

A modo de conclusión, Ángel Guinda reflexiona sobre el estado actual de nuestra lírica: "La poesía en Aragón se encuentra en un estado de total efervescencia: recuperación de la oralidad con lecturas en bares, publicación de revistas, aparición de jóvenes editoriales (pensemos en Eclipsados, Comuniter, Nuevos Rumbos?)"

Ángel Guinda trabaja ya en dos proyectos complementarios a 'Yin': 'Yan. Poetas aragoneses 1900-2011', una antología dedicada a la obra de poetas varones de Aragón o residentes en Aragón, y 'Yin-Yan: Poesía en aragonés y catalán', escrita por mujeres y hombres aragoneses o residentes en Aragón durante idéntico periodo.

Etiquetas