Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

espectáculos

Buscando nuevos horizontes dentro y fuera de la carpa

Montajes que tratan de romper con la imagen tradicional del circo también se abren paso en Aragón.

El 'Circo Rimbombanti' de Firewalk Theatre.
Buscando nuevos horizontes dentro y fuera de la carpa

El estudioso del circo Genís Matabosch, en un artículo titulado 'El circo en el cambio de siglo', apuntaba los riesgos que tenía para este espectáculo el "encerramiento en sí mismo" y el perder "el tren de las nuevas tecnologías".

Pero vaticinaba que el circo "de calidad" podría convertirse en "el espectáculo vivo y directo del futuro" por su "capacidad de seducir a un abanico muy amplio, pues presenta una importante cantidad de imágenes-emociones muy diversas". El diagnóstico de Matabosch parece ser certero, a juzgar por la interesante renovación que el circo ha vivido y la estupenda acogida que han recibido estos experimentos por parte del público.

En Zaragoza, sin ir más lejos, se han podido ver desde los sofisticados montajes del Circo del Sol hasta el poético 'Slava's Snowshow', con un depurado trabajo de clown unido a efectos insólitos como una ventisca dentro de un teatro. La base: dominio técnico, calidad artística y uso de tecnología.

Pero también hibridación. El grupo de teatro aragonés Firewalk Theatre hizo su particular acercamiento a este mundo con 'Circo Rimbombanti', presentado con éxito en el Palaver Festival de Manchester. "Contratamos a un actor de Madrid que era gran malabarista y hacía juegos con sombreros, bolas, monociclo, malabares...", explica Rupert Mashall, para quien en el circo están "la dificultad técnica de los ejercicios, la estética y la música". También los turolenses Circo Badín buscan nuevos horizontes teatrales, con obras como 'Tuuuubos suspensivos'', visto en el festival Nocte de Graus.

Y del 12 al 16 de enero, el Teatro Principal de Zaragoza recibirá a Cirque Style con su montaje 'Balagan', con aires de Comedia del Arte. La sorpresa continúa.

Etiquetas