Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

Una lectura divertida y didáctica del jazz

1.200 escolares se acercan al jazz en el Auditorio de Zaragoza de una manera divertida, bailando swing, tocando instrumentos y coreando estribillos.

Sesión de ayer del ciclo de jazz para niños en el Auditorio.
Una lectura divertida y didáctica del jazz
JOSé MIGUEL MARCO

El pianista Eduardo Bellosta se coloca una peluca al estilo de Juan Sebastián Bach y se pone a interpretar un preludio de su 'Clave bien temperado'. Unos minutos después, Víctor Hugo 'Chiche' agarra la guitarra eléctrica para emular esa 'Autopista al infierno' de AC/DC y el público de la sala Galve del Auditorio zaragozano se desata. Y así van sonando temas como 'La chica de Ipanema' e 'I can't stop loving you' y varios chavales suben al escenario para dar vida a una 'big band'.

Una hora y cuarto da esto y mucho más de sí, aunque se pase veloz, en el concierto de jazz para niños en el que la Monkayo Jazz Band presenta los principales estilos del género teniendo presente en todo momento que "lo importante es divertirse y pasarlo bien", como repite varias veces a lo largo del espectáculo el veterano músico de jazz Chus Fernández.

"Hay unos objetivos fijos que no me salto, que los chavales se queden con los estilos del 'swing', 'be bop' y 'cool jazz'; que aprendan unos conocimientos rítmicos básicos y que sepan lo que es una improvisación y una conversación entre instrumentos", sienta como bases Chus Fernández. A partir de aquí casi todo está permitido, musicalmente hablando. "Mi máxima es contar escuetas verdades de manera divertida y tener presente en todo momento que estoy ante gente inteligente", dice este músico.

¿Funciona la fórmula? Por las reacciones de los alrededor de 300 estudiantes de entre 13 y 16 años de 3º y 4º de ESO que asistieron ayer al segundo pase matinal no hay duda de que sí. Guillermo Vela, del IES Ródanas de Épila, acabó en escena tocando una maraca huevo junto a otros compañeros de clase. Jugaba con ventaja, porque lo suyo es la flauta travesera en la banda de su localidad. "Me ha sorprendido, ha sido muy divertido y muy participativo, no me lo esperaba tan entretenido", decía al volver a su butaca. Eso sí, sus preferencias musicales iban por otros derroteros, como Melendi y El Canto del Loco.

Otros, como Helena Carrasco, Patricia Espada y Erika Pastor, del instituto José Manuel Blecua, se arrepentían al final de no haberse lanzado a salir "por vergüenza, aunque nos apetecía". "Ha sido muy divertido, se nos ha pasado muy rápido", aseguraban las tres, que también coincidían en sus grupos favoritos: McFly, Green Day y Sound 41. Laura Gil, Elena Gimeno y Cristina Gómez, alumnas de 14 años del IES Andalán de la Almozara, bromeaban con que el jazz les sonaba por Lisa "de los Simpson" y la historia de 'Tiana y el sapo', que entre sus personajes cuenta con Louis, el caimán saxofonista. "Ahora tenemos un poco más claro qué es el jazz y siempre es mejor que te lo enseñen así que en un libro", reconocían.

Etiquetas