Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

TRAS UNA AMPLIA REMODELACIÓN

El Museo Arqueológico reabre sus puertas

La reapertura de la exposición 'Tesoros del Nacional' pone fin a la primera fase de remodelación y ampliación de espacios del edificio.

Exposición 'Tesoros del Nacional.
El Museo Arqueológico Nacional reabre sus puertas
EFE

Con la reapertura de la exposición 'Tesoros del Museo Arqueológico Nacional', esta institución da por finalizada la primera fase de las obras de remodelación y ampliación de sus espacios y comienza la intervención en el ala norte del edificio.

La directora general de Bellas Artes, María Ángeles Albert de León, acompañada por Andrés Carretero, el nuevo director del Arqueológico, cuyo nombramiento fue aprobado el pasado jueves durante la reunión del Patronato del museo, inauguraron la reapertura de la muestra, cerrada desde el pasado agosto para su traslado a los nuevos espacios reformados.

Estos espacios, situados en la planta baja del ala sur del edificio, son los únicos que el museo tiene abiertos al publico hasta el momento.

Albert destacó que "los tiempos del museo se van cumpliendo a rajatabla y la reapertura de la exposición 'Tesoros del Arqueológico' es una prueba de que las obras van para adelante".

La directora general comentó que los presupuestos de las obras del museo "se mantienen" aunque ha habido que aprobar un modificado de un 1,7 millones de euros.

Carretero, que ha sustituido a Rubí Sanz al frente del museo, comentó que la segunda fase de las obras "es una intervención menor y será más rápida", así como destacó la importancia de esta "renovación por completo del edificio, con una mejora significativa en los almacenes y unos espacios de más de 10.000 metros cuadrados abiertos al público".

Sobre sus planes como director, adelanto que son continuar "con el proyecto que se viene realizando desde hace años, que es estupendo, y poder mantener los plazos previstos en la reforma".

Con la finalización de la primera fase de las obras de modernización y acondicionamiento del Museo Arqueológico, que han afectado a la mitad del museo y comenzaron en julio del 2008, se inicia la cuenta atrás de un proyecto cuyos inicios se remontan al año 2002 y que han tenido en su cartera varios ministros de Cultura.

Además de la adaptación al código técnico y la modernización de todas las instalaciones, las obras permitirán que los espacios destinados a uso público se amplíen pasando de 9.230 a 13.345 metros, y los de uso privado crezcan de 5.120 a 7.165 metros cuadrados, en las siete plantas con las que cuenta el museo tras las obras.

Materiales como el mármol travertino, el roble y, principalmente, la madera de Merbau ranurado destacan en una renovación respetuosa con el histórico edificio del museo.

En la primera fase se han remodelado los espacios de acogida, ampliado y modernizado los almacenes, el gabinete numismático y la cámara acorazada, en la que se conservarán unas 300.000 piezas que forman esta colección que se inicia en el siglo VI a.C.; el archivo histórico, la biblioteca y las salas de la exposición permanente.

La finalización de las obras de la segunda fase está prevista para el verano del 2011. A finales de ese año podrá contemplarse parte de la exposición permanente y otras áreas del museo mientras que la inauguración de todas las instalaciones será en 2012.

Mientras tanto, el Arqueológico exhibe sus tesoros en una exposición que desde su inauguración en mayo de 2008 ha recibido 400.000 visitantes, lo que significa que se están manteniendo las cifras de visitantes al museo cuando estaba abierto por completo, destacó Carretero.

La muestra propone un recorrido por las culturas de la Prehistoria Ibérica y exhibe las piezas más conocidas del museo, como el Tesoro de Guarrazar, la Dama de Baza o la Dama de Elche.

Etiquetas