Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

The Brew: descarga en La Casa del Loco

El trío británico regresa a Zaragoza, tras haber mostrado su maestría instrumental en marzo en el Teatro de la Estación y su paso este verano por el Luna Lunera de Sos.

Los británicos The Brew se han convertido este año en asiduos de los escenarios aragoneses.
The Brew: descarga en La Casa del Loco
HERALDO

Vuelven Jason, Kurtis y Tim. Dos chavales y una figura paterna en sentido literal (el bajista Tim es el padre del batería Kurtis) que siguen expandiendo por el Europa el culto a su impresionante directo rockero: tintes clásicos, maestría instrumental y un manejo escénico digno de los grandes. Hoy, en La Casa del Loco (c/Mayor, 10, 21.30), los zaragozanos tienen una nueva ocasión de disfrutarles.

El grupo surgió hace cuatro años en la ciudad costera de Grimsby, cercana a Sheffield. Tim y Kurtis reclutaron a Jason (quien apenas contaba con 16 años) tras una audición: desde entonces hasta ahora, dos álbumes de estudio e infinidad de conciertos por toda Europa. Hace siete meses, ante 200 espectadores, llenaron de rock el Teatro de la Estación. A principios de agosto, en la Lonja Medieval de Sos del Rey Católico, volvieron a desplegar su fiereza escénica, en una noche que Marah (toda una banda en clave etílica aguda es un reto complejo de afrontar) acabó convirtiendo en un pequeño caos. Jason, invitado a tocar un tema con los geniales y descerebrados músicos de Philadelphia, aguantó el tipo de maravilla.

El mentado Jason es una batidora: buen cantante, excelso guitarrista, no se ahorra ninguna pose: Jagger por aquí, Hendrix por allá. Los excesos de la puesta en escena están todos ahí: solos maratonianos de guitarra y batería, arreglos barrocos y funambulismo en la digitación. Sin embargo, no da tiempo a agotarse: la intensidad no baja un solo segundo.

Las estrellas son los chavales: Kurtis, de 21 años, es un batería de pegada poderosa y velocidad endiablada, que sabe además contenerse en favor del 'show' cuando la ocasión lo requiere. Y papá Tim cumple eficazmente su labor de metrónomo, con la solvencia de quien lleva años en el negocio: además, canta. Con toda seguridad, la banda acometerá esta noche una versión del 'Little wing' hendrixiano que bordan hasta dormidos, entre piezas de sus álbumes 'The joker' y 'A million dead stars'.

Para quienes no puedan caer esta noche por La Casa del Loco (12,5 euros anticipada en cajeros CAI y www.cai.es, 14 en taquilla) queda un recurso: el Jai Alai oscense. Allí la cita es el sábado 16 de octubre. También vale repetir, ya puestos...

'3GuitarraZ'

El Centro Cívico Universidad (Violante de Hungría, 4) alberga la otra gran opción rockera de la noche, con la guitarra como denominador común y el rock como marco principal (que no único) de expresión. Desde las 20.00 (10 euros), las seis cuerdas serán sometidas a un asalto despiadado por parte de tres especialistas aragoneses. El primero es José Luis Arrazola (BogusBand, Puravida), un corredor de fondo de larga trayectoria musical, aunque curiosamente la metáfora es incorrecta en su caso, ya que en su adolescencia fue un gran cuatrocentista, una de las máximas promesas de la distancia en España. Su rasgueo es tan bueno como lo era su zancada. Gabi Martínez (Karamba, Tinglao) es un hacha a la hora de combinar estilos y fundirlos en una sola realidad, mientras que Satur Rodríguez (Bitterman, Always) reparte su destreza entre el rock clásico y el blues.

Etiquetas