Ocio y Cultura

MILLA DIGITAL

Comienzan 30 meses de obras para que Zaragoza tenga su Caixaforum

Hoy se pone la primera piedra de este centro cultural, social y cívico, el tercero de estas características que se levanta fuera de Cataluña.

Hoy comenzarán los trabajos para que Zaragoza tenga su centro Caixaforum. La capital aragonesa será sede del tercer centro promovido por la Obra Social de la Fundación 'La Caixa' fuera de Cataluña, después del de Madrid y del de Palma de Mallorca. Estos espacios culturales, sociales y cívicos tienen un gran prestigio y acogen exposiciones y actividades de nivel.

Sin embargo, los zaragozanos aún tendrán que esperar para disfrutarlo. Las obras que hoy comienzan con la simbólica colocación de la primera piedra tienen un plazo de ejecución previsto de 30 meses. Al acto inaugural asistirán el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, el presidente de 'la Caixa', Isidro Fainé, y la arquitecta del edificio, Carme Pinós.

Al contrario que en la mayoría de sus centros, en los que la entidad bancaria apostó por reformar edificios ya existentes, en esta ocasión el Caixaforum será un equipamiento de nueva planta que se levantará en la Milla Digital, en la pastilla urbanística del Portillo que da a la avenida de Anselmo Clavé.

Zaragoza recibirá una fuerte inversión, ya que levantar el Caixaforum de la capital aragonesa costará 15 millones de euros, según el precio de adjudicación del proyecto. La finalización de las obras y la apertura del edificio están previstas para el año 2013, después de 30 meses de obras.

Retraso en el inicio de obras

La zona que hoy recibirá la primera piedra de este centro cultural es un terreno ferroviario que a La Caixa le ha costado 1,3 millones de euros. La cesión de estas parcelas ha retrasado notablemente el inicio de las obras, ya que en su día este momento fue anunciado para comienzos de este año. La Gerencia de Urbanismo aprobará hoy mismo la licencia para poder comenzar los trabajos.

El edificio se construirá en hormigón y aluminio perforado, y tendrá unos 6.000 metros cuadrados. Allí se desarrollarán todo tipo de actividades culturales, jornadas sociales, conferencias y talleres educativos. Su principal rasgo identitario son dos grandes piezas geométricas, donde se encuentran las dos salas expositivas del edificio, que parecen encontrarse en el aire y quedar suspendidas sobre el parque que se creará en el Portillo.

Son dos bloques de distinto tamaño y enfrentados a diferentes niveles, que disponen de dos plantas cada uno donde se reparten los usos principales del edificio. Se incorporarán dos salas de exposiciones en forma de 'L' (una de 430 metros cuadrados y otra de 810 metros cuadrados), dos aulas multiusos para 100 personas, un espacio educativo y una cafetería-restaurante. Además, el Caixaforum tendrá en una tercera planta una terraza para disfrutar de las vistas de la ciudad y la zona del recinto de la Expo.

También tendrá un auditorio para unas 400 o 500 personas en la primera planta subterránea, a la que habrá acceso directo desde la calle a través de un jardín. Dispondrá de una plaza pública de acceso al centro, un amplio vestíbulo y una tienda-librería.

Etiquetas