Ocio y Cultura
Suscríbete

FESTIVAL

Cuerpos pintados, música y 'performances', contra el agostamiento cultural

El festival Out of Mind comenzó ayer para animar en plena canícula las calles zaragozanas con lo último del arte de acción.

Reynaldo Hernández bailó con el cuerpo pintado.
Cuerpos pintados, música y 'performances', contra el agostamiento cultural
TONY GALÁN/APG

"Voy a acabar pareciendo un 'na'vi' de 'Avatar". Con el brazo pintado de azul y refulgiendo por la purpurina, bromeaba uno de los participantes en el taller de 'body painting' que ayer abría el festival Out of Mind, una nueva iniciativa impulsada por el espacio creativo Artix y que nace con el objetivo de animar las calles del casco histórico de Zaragoza en plena canícula a través del arte de acción. Lejos de huir del páramo en el que suele convertirse Zaragoza los fines de semana de agosto, los responsables de Out of Mind eligieron este mes expresamente: "Nos parece un buen momento, por un lado cubrimos un hueco en una fechas en las que la oferta cultural decrece y, por otro, evitamos pasar desapercibidos en otros momentos en los que, incluso, hay demasiadas cosas", decía ayer el director del festival, Jesús Escós.

El barrio del Gancho y la plaza de Santo Domingo fueron ayer los escenarios de una jornada (la primera de los cuatro sábados de agosto en los que se desarrolla el festival) llena de 'performances', conciertos y 'happenings'.

Casi una veintena de personas se arremolinaban frente al Teatro del Mercado en torno a la mesa llena de colores de Ángel J. Lain y Marta García, dos expertos en el arte del 'body painting'. Ambos, guiaban a sus recién conocidos alumnos en la primera toma de contacto con los trucos de pintar sobre la piel. "Les estamos enseñando nociones básicas de cómo mover los pinceles y las esponjas, que son las herramientas básicas de esta técnica, junto al aerógrafo", explicó Ángel Lain. Violeta, que pintaba a su amiga Talía, dijo que siempre le había gustado lo del 'body painting' y en general "todo lo relacionado con el faranduleo'. La clase magistral terminó con una demostración de Ángel y Marta, que pintaron al bailarín cubano Reynaldo Hernández, quien después actuó en la plaza con una espectáculo en el que el cuerpo ya no fue soporte sino arte en sí mismo.

Ayer era también el día de Miguel Ángel Gil y Josema Olidén, que mostraron su peculiar versión del proceso expositivo en 'Un perro aragonés' -que tuvo lugar en el Solar 9 (uno de los rincones recuperados por la iniciativa Estonoesunsolar) de la calle Casta Álvarez-, y de 'Night Clübbing Project', de los prolíficos Zargrüp. Como broche, del primer día, sonó la música de los vasco-catalanes, Crapulesque, que combinan rock y arte de acción.

El próximo sábado, día 14, Out of Mind se traslada al Centro de Historia y su entorno, con conferencias y las intervenciones de Rosa Poveda, Yolanda Pérez Herreras, Valentín Torres y Joan Casellas. La música correrá a cargo del rock atmosférico de Esphera y los garajeros Roïter, que actuarán en la plaza de San Agustín.

Etiquetas