Despliega el menú
Ocio y Cultura

LITERATURA

La Feria del Libro vuelve a chocar con la cita medieval y las ventas caen un 10%

Los libreros zaragozanos critican la coincidencia con el mercado del entorno de La Seo.La afluencia de público a las casetas se ha reducido el fin de semana, aunque la carpa se ha llenado.

La afluencia de gente a las casetas se resintió por la coincidencia con el mercado medieval.
La Feria del Libro vuelve a chocar con la cita medieval y las ventas caen un 10%
OLIVER DUCH

"El que la pitanza pueda con la cultura me está cansando. Es desolador y descorazonador que el esfuerzo que realizamos se vea ninguneado por la coincidencia otra vez con el mercado medieval". Pablo Muñío, de la Librería París, hizo este lamento segundos después de recibir una felicitación por el premio que han recibido en esta edición a la trayectoria profesional. Esta crítica se escuchó en boca de otros libreros, que insistieron en que se ha pedido más de una vez en los últimos años que no se asignen las mismas fechas a ambas citas.

"La presencia de gente ha caído en picado con las actividades medievales y hasta con lo de los barcos, no es una competencia justa", se quejó también Antonio Ayán, responsable comercial de Mira Editores. "El género infantil se llega a agotar cuando se acerca el cierre, pero aquí ocurre todo lo contrario. Para solucionarlo hay que planificar mejor", añadió.

¿Qué se puede hacer para evitar esta competencia? El presidente de la Asociación de Editores de Aragón, Joaquín Casanova, y Ángel Gálvez, secretario de Copeli, entidad organizadora, coincidieron en que la solución pasa por "dialogar" directamente con los promotores del mercadillo ambientado en la Edad Media.

Ante este choque, Eva Cosculluela, de Los Portadores de Sueños, abogó por "algún cambio en el modelo de feria". En su opinión, "a lo mejor 10 días son demasiados" y hay que "imaginar alguna actividad que atraiga a la gente que acude al mercado medieval".

La caja se resiente por la crisis

A falta de cerrar caja y de que los organizadores recopilen las encuestas a los libreros, algunos estimaban que las ventas habían caído, en buena parte por la crisis, entre un 10% y un 15%. "El tiempo nos ha favorecido, pero este segundo fin de semana ha sido devastador", dijo Pablo Muñío, quien también esgrimió que los esfuerzos para contar con autores (han pasado cerca de 250) no han tenido eco en los medios de comunicación.

"A lo mejor en número de volúmenes hemos aumentado algo, porque el libro de bolsillo a un precio económico se ha adquirido, pero los ingresos pueden haber descendido o, en el mejor de los casos, mantenerse", estimó el editor Joaquín Casanova.

La nota positiva para la organización es la consolidación de la carpa como un lugar de encuentro de lectores y escritores. "Se ha llenado en prácticamente todas las citas convocadas y de hecho se que quedado mucha gente de pie porque no había sillas suficientes", subrayó el secretario de Copeli, Ángel Gálvez. Joaquín Casanova destacó el éxito del ciclo Literaturas del Mundo, dedicado a Chile, y que "ha sido una idea que este año se ha llevado a cabo en la Feria de Madrid".

Con la trilogía 'Millennium', del escandinavo Stieg Larsson, ya en muchas estanterías, como rey de la literatura infantil repite Gerónimo Stilton. Luego, depende del gusto de cada uno. Entre lo más solicitado, la obra biográfica 'Regular, gracias a Dios' de José Antonio Labordeta; 'La estrategia del agua', de Lorenzo Silva, la policíaca 'Crimen en directo', de Camilla Läckberg y 'Compañeras de viaje', de Soledad Puértolas. El libro electrónico tiene que esperar.

Etiquetas