Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

GASTRONOMÍA

Setenta años de tertulias alrededor del mejor puchero

El emblemático restaurante Casa Emilio celebró anoche sus siete décadas de historia con la reedición de un libro hecho por amigos

José Miguel Martínez Urtasun, Emilio, María Pilar y Guillermo Lacambra y Jorge Cortés
Setenta años de tertulias alrededor del mejor puchero
ESTHER CASAS

Con sabrosa comida, buen vino y mejores amigos, la familia Lacambra celebró ayer el setenta aniversario de Casa Emilio. El emblemático restaurante zaragozano acaba de cumplir siete décadas y en sus instalaciones de la avenida de Madrid se dieron cita múltiples incondicionales en una "íntima" reunión multitudinaria. Por el local, acompañando a Emilio y Guillermo, los propietarios, se pudo ver a Michel Zarzuela (coordinador del área de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza), Miguel Ángel Revuelto (jefe de cocina del Gayarre), Antonio López (secretario general de Horeca), el dibujante José Luis Cano, Rafael Zorraquino, Antonio Serrano (ex presidente de Helios)... Todos representaban el sinfín de personalidades de todos los sectores e ideologías que siempre se han dado cita en este ya mítico lugar de la capital aragonesa.

 

Durante el acto se presentó el libro 'Casa Emilio. Setenta años de historia', una reedición del que ya publicaron en 1989 con motivo del cincuenta cumpleaños: "En ese trabajo escribieron sobre el restaurante firmas muy importantes, como Hipólito Gómez de las Roces, Emilio Gastón o Mercedes Gallizo. Sacamos dos tiradas, pero se agotaron enseguida porque todo el mundo nos las pedía", explicó Emilio Lacambra.

 

Por eso, veinte años después han decidido reeditar el libro con varios añadidos: ha cambiado la portada y se han incorporado textos de Luis Alegre, el psiquiatra Eduardo González y el crítico gastronómico José Miguel Martínez Urtasun, además de un prólogo Jorge Cortés. "También se han ampliado las partes de los autógrafos y la de dibujos realizados por gente famosa que ha pasado por esta casa, entre los que destaca un autorretrato de Fernando Trueba y dos ilustraciones de Javier Tomeo y Juan Luis Buñuel", recalcó Emilio.

 

En la celebración también estuvo María Pilar Lacambra, hermana de los propietarios y 'artífice' e impulsora de la edición del libro. Y, cómo no, la fiesta no hubiera sido posible sin los cocineros, Mercedes Oñate y José Luis, y los camareros 'de toda la vida', José Mari Tomás y Alberto Sáinz de Leciñana.

 

Todos recordaron la cantidad de anécdotas que tienen para contar de todos estos años. Pero la última todavía no está en ningún libro: el sábado, Ana Belén, de visita en Zaragoza para representar 'Fedra', acudió a cenar con Víctor Manuel. "En un momento de la velada, él se puso a cantar y ella, sorprendida, comentó que nunca había cantado fuera de un escenario. Pero esa ya la guardamos para el libro del centenario", bromeó Emilio.

Etiquetas