Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

Los Músicos de su Alteza graban un álbum monográfico de Ruiz Samaniego

'La vida es sueño?' está basado en creaciones que hizo en Tarazona y el Pilar en el XVII.

Los Músicos de Su Alteza en una de sus intervenciones.
Los Músicos de su Alteza graban un álbum monográfico de Ruiz Samaniego
archivo gonzález Marín

La formación barroca Los Músicos de su Alteza acaba de publicar, con gran éxito de crítica en Francia, el álbum monográfico 'La vida es sueño?' (Alpha), dedicado a las composiciones del misterioso Joseph Ruiz Samaniego. Luis Antonio González Marín, investigador, clavicémbalo y director del grupo, dice: "De Ruiz Samaniego sabemos que trabajó como maestro de capilla en Tarazona, entre 1654 y 1660, y en el Pilar de Zaragoza, entre 1661 y 1670, el año de su muerte. Las obras que hemos grabado fueron compuestas e interpretadas en su tiempo en Zaragoza, en la antigua iglesia del Pilar. Son obras religiosas, pero con textos en castellano, lo que se denominaba 'villancicos', y se dedican a diversas fiestas como la Navidad, el Corpus, la Expectación o el Pilar".

 

Recuerda González Marín que tres de los villancicos grabados están dedicados a la Virgen del Pilar y tienen textos que hablan del Ebro ("Alados cantores /cisnes celestiales / que del Ebro los cristales / blandamente enfrentáis", se dice en una pieza "nocturna y lunar") y de las grandezas de Zaragoza. En ellos se mezclan elementos de poesía culta con "toques de gracia popular".

 

Las piezas, por lo regular, pertenecen a Vicente Sánchez, "un beneficiado del Pilar", contemporáneo de Ruiz Samaniego. Añade González Marín que "algunos textos son serios, más o menos inspirados, marcados por la retórica del siglo XVII y con imágenes poéticas propias del barroco. Otros están escritos con un sentido del humor que hoy no se contemplaría en ceremonias religiosas, como sucede en la jácara 'Oigan en breve ensalada', cuyo texto, compuesto en el estilo del habla de los matones, chulos y jaques de la época, cuenta la historia del nacimiento de Cristo de modo chusco, con dobles sentidos y construyendo el texto a base de enlazar títulos de comedias famosas del momento". De ahí el título del CD, 'La vida es sueño', que es el último que se cita en la jácara.

 

La música de Ruiz Samaniego pertenece a ese rico y casi inagotable patrimonio musical de la Música Antigua y el Barroco español. "Se atiene a las reglas del juego musical a mediados del siglo XVII: espectacularidad, sorpresa, emoción y viveza", matiza

 

Ruiz Samaniego es un maestro en el uso de los recursos retóricos de la música, y así consigue que en el siglo XXI "sus composiciones nos sigan conmoviendo", asegura González Marín.

 

Afina aún más en su retrato de este creador: "Es un compositor con gran oficio, y además es inspirado: no sólo conoce y aplica (y viola a veces) a la perfección las reglas y las costumbres de la composición de aquel tiempo, sino que lo hace con sabiduría, talento y gracia. Tiene talento melódico y sabe conducir una composición hacia un clímax".

Una deuda sentimental

González Marín declara que tenía con Ruiz Samaniego una "especie de deuda sentimental porque fue el primer compositor antiguo del que transcribí música en el Archivo de Música de las Catedrales de Zaragoza. Comprobé que se trataba de música de gran nivel en todos los sentidos".

 

Son varios los discos grabados por esta formación de Zaragoza, fundada en 1992. En 2006, grabaron un espléndido 'Miserere' de José de Nebra (1702-1768). Ahora acaban de dar un paso de gigante y han cosechado grandes elogios en Francia. "Este disco es importante para nosotros y para mí por varias razones. Había llegado la hora de dedicar íntegramente un CD a Ruiz Samaniego, que se merecía un monográfico. Y, segundo, se trata de nuestro primer trabajo para Alpha, un sello muy prestigioso dentro del panorama discográfico actual, sobre todo en lo que atañe a la 'música antigua'. Grabar para el mismo sello en que graba, por ejemplo, Gustav Leonhardt es un privilegio y una responsabilidad", apunta.

 

Además señala que el apoyo de Alpha es, en cierto modo, "un reconocimiento a nuestro trabajo y al valor de la música de Joseph Ruiz Samaniego, lo cual me enorgullece doblemente".

 

'La vida es sueño' es también el principio de una prometedora amistad: en noviembre el grupo grabará en Alpha la ópera 'Amor aumenta el valor' del bilbilitano José de Nebra.

 

La formación de Los Músicos de su Alteza está integrada por dos coros de ocho miembros, entre tiples, altos y tenores, y por un conjunto instrumental de dieciséis músicos. El cedé incorpora un libreto con los textos en inglés, francés y castellano.

Etiquetas