Ocio y Cultura

DETENIDO EN SUIZA

Roman Polanski, a la espera de su extradición a EE. UU.

Roman Polanski en una imagen de archivo.
Roman Polanski, a la espera de su extradición a EE. UU.
EFE/Alessandro Di Meo

El cineasta franco-polaco Roman Polanski, detenido en Suiza este sábado a raíz de una orden de captura norteamericana, está en "arresto provisional en espera de extradición", pero puede apelar, según indicó este domingo un portavoz del ministerio de Justicia.

A sus 76 años, el director de títulos antológicos como 'La semilla del diablo', 'Chinatown' o la oscarizada cinta 'El pianista', se enfrenta a una causa que le persigue desde hace treinta años: la supuesta violación en 1977 de la menor Samantha Geimer, quien tenía entonces 13 años. El cineasta, prófugo de la justicia estadounidense desde entonces, acudió a Zurich, en cuyo aeropuerto fue detenido, para recibir el premio de honor del festival de cine de esta ciudad, que programó una retrospectiva de su obra.

Las autoridades estadounidenses habían difundido una orden de búsqueda internacional en 2005 vinculada con la orden de captura de 1978, indicaron las autoridades suizas. En relación con los hechos que se le imputan, el cineasta fue arrestado y se declaró culpable entonces. Pasó 42 días en la prisión de Chino (California) y fue puesto en libertad bajo fianza. A finales de 1978, al día siguiente de una reunión entre sus abogados y el juez, Polanski se marchó a Francia y nunca regresó a territorio norteamericano, ni siquiera para recibir el Oscar que el concedieron como director de 'El pianista' (2003).

Apelar la decisión

El Tribunal Superior de Los Ángeles desestimó en mayo pasado, de forma definitiva, la petición de los abogados de Polanski para sobreseer los cargos por abuso sexual. El juez Peter Espinoza ya había rechazado la solicitud de defensa al entender que Polanski tenía que comparecer primero ante la Corte en persona para responder sobre lo ocurrido hace una treintena de años. Polanski obtuvo la nacionalidad francesa y, como ciudadano de este país, no podría ser extraditado, aunque la situación se complica dado que Suiza no forma parte de la Unión Europea.

Las autoridades suizas han informado que el cineasta tiene la posibilidad de apelar la decisión de extraditarle ante varias instancias. Por otra parte, indican que "deben verificar ahora si Polanski puede ser extraditado efectivamente", y esa verificación puede tardar varios días, añadieron.

En París, el ministro francés de Cultura, Fréderic Mitterrand, se declaró "estupefacto" por la detención de Polanski y recordó que el cineasta es ciudadano francés y un "director de cine de reputación internacional ". Mitterrand precisó que ha hablado del asunto con el presidente, Nicolas Sarkozy, "que sigue el asunto con la mayor atención y comparte el deseo (...) de una pronta solución".

Por su parte, la Asociación Suiza de Guionistas ha protestado por esta detención que considera "un escándalo jurídico que perjudicará la reputación de Suiza" y la valora como una "bofetada" en la cara de todos los productores de cultura del país. Además, ha pedido a la Oficina Federal de Justicia "que no aproveche un homenaje cultural al cineasta reconocido mundialmente para una farsa judicial".

Samantha Geimer, que ahora tiene tres hijos y más de 40 años, manifestó el año pasado en una entrevista que su supuesto agresor no es un peligro para la sociedad y "no necesita ser encerrado para siempre".

Etiquetas