Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

Sánchez Arévalo confiesa "haber soñado" con ser elegido para optar al Óscar

"Con ‘Gordos’ ha confirmado el enorme talento que ya demostró con su ópera prima, ‘AzulOscuroCasiNegro". De esta forma presentó el polifacético Luis Alegre al protagonista del último coloquio del ciclo ‘La buena estrella’, organizado por la Universidad de Zaragoza, que tuvo lugar ayer en el antiguo Paraninfo: el director Daniel Sánchez Arévalo.

Todavía sorprendido por la preselección para los premios Óscar de su último trabajo, ‘Gordos’, que le pilló escribiendo el guión del que será su tercer largometraje, Sánchez Arévalo confesó haber fantaseado con ser uno de los directores que pueden representar a España en los premios de Hollywood, un sueño que ya se ha hecho realidad.

El 29 de septiembre, día en que la Academia resolverá el misterio de qué película va a los Óscar, el director comprobará si puede seguir soñando con la estatuilla o ya es hora de despertar. Respecto a la ausencia de Pedro Almodóvar en la terna de películas seleccionadas, que completan Fernando Trueba -’El baile de la Victoria’- e Isabel Coixet -’Mapa de los sonidos de Tokio’-, el madrileño se mostró sorprendido’, ya que el director de ‘Los abrazos rotos’ es "el representante más internacional y laureado del cine español". Además, Sánchez Arévalo mostró su admiración por Coixet y Trueba, al que definió como uno de sus referentes "como director y espectador".

El autor de ‘Gordos’ también habló sobre los diferentes tipos de sobrepeso. Y comenzó con una frase que, según contó, le había robado a la actriz Verónica Sánchez, presente en la charla. Eso sí, con una decena de kilos menos que el personaje al que interpreta en la película. "La historia, más que de la obesidad física, habla del otro tipo de obesidad: la emocional", explicó el director.

Pero si hay un tema presente a lo largo de toda la película, ese es el de los excesos, algo que Sánchez Arévalo también ha querido plasmar en su forma de afrontar el filme. "He buscado que la comedia fuese más comedia y el drama más dramático. Por eso es tan arriesgada", afirmó el director. Su estreno en la Mostra de Venecia fue todo un éxito y la preselección para los premios más importantes de cine del mundo no ha hecho más que confirmarlo. "Creo en el cine hecho para el espectador, así que espero que esto ayude a su difusión. No quiero que nadie al que le interese la película se quede sin verla", confesó.

Con su segundo y "arriesgado" largometraje, Sánchez Arévalo ya ha demostrado que para llegar lejos en un mundo tan competitivo como el del cine hay que poner toda la carne en el asador. Y más que nunca en esta ocasión, ya que varios de los actores tuvieron que engordar para caracterizar a sus personajes.

Por último, Sánchez Arévalo defendió el lado más oscuro de sus ‘gordos’, pues, según confesó, ha puesto un poco de sus conflictos en cada personaje: "Creo que si consigo empatizar con ellos, el espectador también podrá ponerse en su lugar".


Etiquetas