Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

FESTIVAL DE VENECIA

Chávez, en la alfombra roja

Chávez, en la alfombra roja
Chávez, en la alfombra roja
AFP PHOTO/JOSE JORDAN

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se convirtió en el protagonista de la Mostra de Venecia, donde desfiló por la alfombra roja antes de la proyección oficial del documental "South of the Border", de Oliver Stone, algo que, afirmó, servirá para "poner al sur ante Europa y el mundo".

Parafraseando a Mario Benedetti, Chávez destacó la necesidad de demostrar que el sur también existe y consideró el documental que Stone ha realizado sobre su figura, presentado hoy en la 66 edición del Festival de Venecia, una oportunidad para lograrlo.

"Es una buena forma de rendir tributo a la resistencia latinoamericana" y llega en "un buen momento" por los cambios que se están produciendo en la región, explicó el presidente venezolano.

Se está produciendo "un renacimiento en América Latina y Stone lo ha captado con su cámara y su genio. Es muy bonito", afirmó Chávez del documental del que es protagonista en uno de los muchos momentos de su paso por la glamourosa alfombra roja veneciana en que se detuvo para atender a la prensa.

Un documental que "ha recogido la realidad de América del Sur" y que ha querido apoyar con su presencia en la Mostra de Venecia, "un festival que le canta al pensamiento, que le canta a la crítica", dijo.

Chávez, quien se mostró muy cercano con los niños que se agolpaban a la entrada del Palacio del Cine, también destacó la importancia de los cambios que se están produciendo en su país, que hasta ahora sólo ha exportado petróleo pero va a empezar a vender "vino, maíz, gas y energía".

Llegado directamente desde Turkmenistán en el marco de una gira por países de Oriente Medio, el Magreb y Europa, Chávez apareció escasos minutos antes de comenzar la proyección del filme, vestido con traje negro, corbata roja y con la bandera de Bolivia en la solapa de la chaqueta y acompañado por Oliver Stone y un destacado equipo de seguridad.

Paseando por la alfombra roja cual estrella de Hollywood, Chávez permaneció unos 20 minutos saludando, firmando autógrafos y hablando de matemáticas, de filosofía y de cualquier otro asunto con los curiosos que se habían amontonado frente al Palacio de Festivales de Venecia.

Una niña que se le acercó recibió una lección de filosofía y matemáticas. "¿Tú sabes lo que le preguntó un discípulo a Platón?. ¿Qué es lo que Dios hace?. Y Platón le dijo: Dios siempre está geometrizando, haciendo matemáticas".

A un grupo de españoles que gritaron al presidente hasta que se acercó hasta ellos, les destacó su amor por España y su cultura, con una mención a los versos de Federico García Lorca.

Con música boliviana de fondo en su honor y con algún opositor a su Gobierno (con una pancarta que decía "Venezuela libre"), Chávez se mantuvo sonriente y cercano en todo momento y tras pasar por calma por toda la alfombra, se metió a ver la proyección de "South of the Border" (Al sur de la frontera).

Un documental presentado hoy fuera de concurso en Venecia y en el que Oliver Stone hace una loa a la labor de Chávez y de otros presidentes de Sudamérica: Cristina Fernández (Argentina); Evo Morales (Bolivia); Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil); Fernando Lugo (Paraguay); Rafael Correa (Ecuador), y Raúl Castro (Cuba).

El trabajo de Stone ha sido recibido en Venecia con división de opiniones, y mientras unos lo alaban por la necesidad que hay de contrarrestar las críticas que el venezolano ha recibido tradicionalmente desde Estados Unidos, otros consideran que se trata de un retrato demasiado positivo de Chávez.

El hecho es que la presencia del presidente venezolano en Venecia ha servido para que la calidad del documental haya quedado en un segundo plano frente al interés por ver en persona a uno de los personajes más controvertidos de la política actual.

Por ello, su llegada a Venecia ha estado precedida de una gran expectación ya que no ha habido confirmación oficial hasta unas horas antes y ni siquiera se sabía exactamente adónde tenía previsto llegar, toda vez que en un comunicado de prensa ya había explicado que barajaba la posibilidad de acudir a Venecia tras la invitación de Stone.

Mientras un grupo de periodistas y de seguidores esperaban en vano durante más de tres horas en el hotel en el que se alojaba la delegación de Stone, otros tantos lo hacían a los pies de la alfombra roja, lugar al que llegó directamente desde el aeropuerto.

Y tras su paso por Venecia, Chávez continúa con su gira, que mañana le debe llevar a Bielorrusia.

Etiquetas