Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ARTE

Damien Hirst 'pasa' de los galeristas

El artista británico Damien Hirst, que causó sensación con sus tiburones conservados en formol, ha generado una nueva conmoción en el mundo del arte al cambiar sus reglas. Hirst 'pasa' de galeristas y demás intermediarios y ha entregado cientos de sus obras a una casa de subastas, saltándose a las galerías en un movimiento insólito en el negocio del arte.

La subasta de 223 obras de Hirst, que tendrá lugar el 15 y 16 de setiembre en la sede de Sotheby's en Londres -que se prevé recaudará más de 70 millones de euros- supone que por primera vez un artista entrega su obra directamente a una casa de subastas, destacan los expertos de arte.

Hirst, uno de los artistas más cotizados de la historia, "está reescribiendo la historia del arte", según señaló el crítico de arte del diario Daily Telegraph, al destacar que el creador británico de 43 años había acordado directamente con Sotheby's la subasta de 223 obras, unas piezas que fueron presentadas el lunes a la prensa.

La iniciativa de Hirst, que escamotea a las galerías que lo representan la habitual comisión del 40%, fue calificada de "histórica" por Sotheby's, y llevó a que la revista Time le consagrará su portada, lo que no hizo ni siquiera con Andy Warhol, el gran malabarista del mercado del arte.

Sotheby's confirmó que desde su fundación, en marzo de 1744 - cuando un tal Samuel Baker subastó una colección de libros antiguos en su oficia de Londres- jamás ha vendido obras recientes de un artista vivo directamente al público.

"Hay muchísimo dinero en el mercado del arte, pero los artistas no lo reciben. Todo el mundo gana mucho dinero, salvo los artistas", se queja Hirst, quien en 2007 puso a la venta en la galería londinense White Cube una calavera de platino incrustada con 8.601 diamantes, por casi 80 millones de euros.

Titulada "Beautiful inside my head forever" (Bello dentro de mi cabeza para siempre), la subasta de obras de esta figura emblemática del arte conceptual no es sólo una venta al mayor, sino también una muestra de su último trabajo.

Calificada de "asombrosa" por Cheyenne Westephal, que dirige el departamento de arte contemporáneo de Sotheby's, la estrella de la colección de Hirst -quien ha explicado que el tema fundamental de su trabajo es la muerte- es un becerro con cuernos y pezuñas en oro de 18 quilates.

Titulado "The Golden Calf" (El Becerro de Oro), el animal tiene un precio estimado de salida entre 10 y 17 millones de euros.

Además de una cebra bautizada como "The Incredible Journey" (El viaje increíble), un unicornio titulado "The Dream" (El sueño) y un tiburón en formol con un precio estimado en 7 millones de euros, la subasta incluye cuadros fabricados con alas de mariposas, farmacias conformadas con píldoras de todos los colores y un montón de calaveras.

Una parte del dinero recaudado por será destinado a algunas organizaciones de caridad designadas por Hirst, entre ellas Survival International, que defiende la causa de las tribus indígenas, Strummerville, establecida en memoria de Joe Strummer, que fue músico de The Clash, y para la fundacion Melinda y Bill Gates, del fundador de Microsoft.

Y el resto del dinero irá a los bolsillos del artista, que contó con más de 200 colaboradores.

Etiquetas