Despliega el menú
Ocio y Cultura

MUSEOS

Vizcaya proyecta otro Guggenheim en el entorno de la Reserva de Urdaibai

El presidente de la Diputación Foral ha reservado 100 millones para el proyecto. La fundación ha dado el visto bueno, pero se ignoran los plazos y la ubicación exacta.

El presidente de la Diputación de Vizcaya, José Luis Bilbao (PNV), sorprendió ayer con un anuncio inesperado al comunicar que la institución foral ha reservado 100 millones de euros para construir un nuevo museo Guggenheim, que se levantaría en el entorno de la comarca de Urdaibai, Reserva de la Biosfera declarada por la Unesco. Bilbao justificó la actuación en la necesidad de impulsar el turismo de cerca de un millón de visitantes que se acercan a la franquicia neoyorquina ubicada en el centro de Bilbao. La iniciativa contó con las críticas de PSE y PP, que reprocharon la falta de información y cuestionaron la viabilidad y rentabilidad del proyecto.

El diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, aprovechó su intervención en el Foro Europa-Tribuna Euskadi en Bilbao para realizar un anuncio que sorprendió a políticos, empresarios y agentes sociales reunidos en un céntrico hotel de la capital vizcaína. En un momento de su conferencia, Bilbao enumeró los proyectos puestos en marcha por la Diputación para reactivar la economía de Vizcaya, y apuntó su disposición a "destinar 100 millones de euros a la construcción de un nuevo Guggenheim en Urdaibai". La nueva infraestructura, dijo, tendría la misión de "ampliar" el museo que se levanta junto a la ría de Bilbao, y sería "un nuevo soporte de nuestro buque insignia ante el mundo para vincular el arte, la sostenibilidad, el entorno natural y la actividad económica de esa zona y de toda Vizcaya".

El turismo extranjero

El diputado general de Vizcaya eludió concretar detalles como ubicación concreta, arquitecto o plazos, pero matizó que la nueva instalación "no será un simple almacén para depositar cuadros, sino un nuevo Museo Guggenheim, con todo lo que esto significa".

Bilbao recordó que el actual edificio diseñado por Frank Ghery recibe desde su inauguración, hace diez años, una media de un millón de visitantes por ejercicio, de los que más de 680.000 son extranjeros. Con el argumento de que el turismo "está aumentando y tiene efecto económico", el presidente de la Diputación apostó por aprovechar este fenómeno mediante un nuevo museo, que actuaría de tractor turístico y permitirá elevar "a 2,4 o 2,6 días la pernoctación de quienes visitan Euskadi y que, en la actualidad, limitan su estancia a 1,8 días". Al margen del beneficio cultural, Bilbao incidió en la viabilidad del proyecto y subrayó que "es una inversión pública cuyo retorno en la economía y el empleo es clarísimo".

En este punto, resaltó el marco escogido en un punto no determinado del Urdaibai, reserva natural reconocida y protegida por la Unesco, que se ubica entre Guernica, el municipio pesquero de Bermeo, y la desembocadura de la ría de Mundaca.

Críticas de la oposición

"No planteamos esto para sacar una medalla ni para que el artista de turno cuelgue sus cuadros. sino porque además de arte, sostenibilidad y naturaleza, está en un entorno económico claro, lo que es sembrar para recoger después" explicó Bilbao, que avanzó que el nuevo museo generará 300 empleos directos durante la construcción, por cada cien millones de inversión, y 35 empleos directos por cada 100 millones durante la vigencia de la explotación del nuevo centro museístico.

La Fundación Guggenheim en Nueva York ha dado ya el visto bueno a la idea, que se encuentra en fase preliminar.

El anuncio pilló de sorpresa a la oposición, que desconocía las ideas de la diputación y que en bloque demandó la presencia del diputado general ante las Juntas Generales (parlamento provincial), para que explique los términos de su iniciativa.

El secretario general del PSE en Vizcaya y portavoz de este partido en las Juntas vizcaínas, José Antonio Pastor, se mostró prudente, aunque lamentó la forma escogida para dar a conocer el proyecto a espaldas de los partidos y sin voluntad de "buscar un consenso previo". Pastor exigió información sobre el lugar escogido, la forma de financiación o la afección a una zona de alta protección medioambiental.

Por su parte, el apoderado del PP en las Juntas Generales de Vizcaya, Arturo Aldecoa, cuestionó las previsiones optimistas de diputado general. Desde "el realismo" aseguró que el nuevo museo "no duplicará el número de turistas y sí el de gastos". Aldecoa recordó que "el éxito" del Guggenheim de Bilbao se basa "en el edificio y en algunas exposiciones temporales", y subrayó que la actual pinacoteca "no tiene problemas que obliguen a ampliarla y que justifiquen la necesidad de edificar otro Guggenheim".

Etiquetas