Despliega el menú
Ocio y Cultura

LIBROS

La Institución Fernando el Católico publica en español el "Libro de los hechos" de Jaime I

La única edición en castellano era del siglo XIX y la nueva se lanza para conmemorar el octavo centenario del nacimiento del monarca.

La conmemoración del octavo centenario del nacimiento de Jaime I el Conquistador ha llevado a la Institución Fernando El Católico (IFC), organismo dependiente de la Diputación Provincial de Zaragoza, a editar en español, en colaboración con la editorial Gredos, el "Libro de los hechos de Jaime I". La IFC cubre de esta manera un "inexplicable vacío histórico", ya que, aunque en catalán existen varias ediciones fácilmente accesibles, solo había hasta ahora una traducción completa al castellano, la que publicó Antonio de Bofarull en el siglo XIX. La actual proporciona la posibilidad de leer la biografía en una traducción muy cuidada y fiel al texto original, que ha estado a cargo de Julia Butiñá, quien también ha realizado la introducción y las notas.

La biografía del rey Jaime I, de gran calidad literaria, fue redactada originalmente en el catalán que se hablaba en el siglo XIII, posiblemente la lengua en la que más cómodo se expresaba el rey, educado en Monzón.

La obra está escrita en primera persona y es el propio rey el que se dirige al lector y se muestra tal cual, sin los habituales velos y medias verdades que encubren a veces los relatos autobiográficos. Es poco probable que el "Libro de los hechos" lo escribiera el propio rey de su puño y letra. Más bien cabe pensar que pudo dictar la obra a alguno de sus notarios, por ejemplo. No obstante, la presencia del rey es clara y caben pocas dudas sobre quién estuvo detrás de este relato. El manuscrito original se perdió y han subsistido dos copias, una del año 1343 y otra de 1380. Se ha conservado, además, una traducción al latín de 1313, la versión más antigua conservada, que se supone se llevó a cabo directamente a partir del manuscrito original.

Jaime I, nacido en Montpellier en 1208, era hijo de Pedro II, el rey de Aragón que murió en el sur de Francia defendiendo a sus súbditos protestantes. Jaime fue rey, de nombre, desde su niñez. Pero solo de nombre, porque durante años fue muchas otras cosas: casi un fugitivo, con corona, en busca de un reino sobre el que mandar.

Comenzó su andadura real como pupilo de los templarios en el castillo de Monzón, hasta los nueve años; luego, fue un rey imberbe, encarcelado por sus nobles en la Zuda de Zaragoza, con su esposa; o un joven caudillo militar que tuvo que huir de Huesca forzando la puerta de las Miguelas, cuando los oscenses pretendieron encerrarlo en la ciudad.

Jaime I también fue un monarca que, esquilmada la hacienda real durante su minoría de edad por parientes y vasallos, tuvo que pedir prestado para reunir soldados y galeras en la playa de Salou, mientras esperaba llegar a Mallorca y reponer en algo su patrimonio mediante esa conquista. Pero fue, sobre todo, el rey que consiguió, por fin, triunfar en Valencia y asentarse de una vez por todas, gracias a esa victoria, en el trono de Aragón.

Además de participar en la edición de este volumen, la Institución Fernando El Católico desarrollará otras actividades relacionadas con el octavo centenario del rey Jaime I el Conquistador. Así, entre el 14 y el 16 de mayo, se celebrará en el aula de la IFC el curso "La sociedad en Aragón y Cataluña en el reinado de Jaime I (1213-1276)", cuya inscripción será gratuita.

Asimismo, dentro de la colección Fuentes Históricas Aragonesas, se publicará "Documentos de Jaime I relacionados con Aragón", en una edición a cargo de María de los Desamparados Cabenes.

Etiquetas