ELECCIONES DEL 22 DE MAYO

Zapatero dice que «Interior actuará con inteligencia» con el 15-M

El presidente del Gobierno no ha querido desvelar si las fuerzas de seguridad disolverán las concentraciones, pero ha reconocido que, como presidente del Ejecutivo, debe sentirse como «el principal interpelado».

Zapatero, en el mitin de Zaragoza
Zapatero dice en Zaragoza que Rajoy es «ni fu ni fa» y recuerda que le ganó dos elecciones
EFE

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado que el Ministerio de Justicia estudia laresolución de la Junta Electoral Central que prohíbe movilizaciones en la jornada electoral y ha garantizado que el Ministerio del Interior «actuará bien, correctamente, con inteligencia».

Entrevistado en la SER, Zapatero no ha querido adelantar acontecimientos ni desvelar si las fuerzas de seguridad disolverán las concentraciones del denominado movimiento 15-M, y ha vuelto a mostrar su respeto y su sensibilidad ante las protestas pacíficas.

«El Ministerio del Interior y el Gobierno actuarán bien, de manera inteligente; eso es lo que queremos, que se garanticen todos los derechos y se respete una jornada de reflexión, pero no adelantemos acontecimientos».

Zapatero ha insistido en que Justicia está estudiando «el alcance» de la resolución de la Junta y ha instado a esperar hasta mañana.

Como presidente del Ejecutivo, ha reconocido que debe sentirse como «el principal interpelado» por los concentrados y ha subrayado que su obligación es «escuchar, ser sensible» e intentar dar respuestas para recuperar cuanto antes la economía y el empleo.

No obstante, ha recordado que, además de con manifestaciones, «las cosas cambian con el voto y con la participación política».

Zapatero ha recordado su juventud, cuando también había dificultades económicas y él apostó por la militancia en el PSOE para «arreglar problemas y dar respuestas», y decidió recoger el «legado» de todos los que habían luchado para tener derecho a voto.

Tras destacar la importancia de que los concentrados estén actuando de forma pacífica, ha vuelto a expresar su comprensión hacia los motivos «de fondo» que les han llevado a manifestarse: el «impacto duro de la crisis» y las bajas expectativas de empleo.

Ha garantizado que su «más profunda y más grave preocupación» es la creación de puestos de trabajo, ha augurado que «las cosas van a mejorar en los próximos meses» y ha vuelto a recordar que el Gobierno ha mantenido «básicamente» la política social a pesar de la crisis.

«Sin duda, eso no palía la pérdida de empleo. ¡Cómo no voy a entender a la gente que ha perdido el trabajo, a la gente joven que no encuentra trabajo, que tenga una situación de protesta, de crítica, de desaliento ante el futuro!», ha añadido.

En ese contexto, ha pedido perspectiva, ha recordado que España ha pasado por crisis similares y se ha recuperado «siempre».