Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SUCESOS

Afixia a sus dos hijos en un hotel de Lloret

Los pequeños tenían uno y cinco años. La madre, que avisó a los Mossos, está detenida.

Una turista británica fue detenida ayer en Lloret de Mar (Gerona) como presunta responsable del asesinato de sus dos hijos pequeños. A la espera de la autopsia, los niños habrían fallecido asfixiados por su propia madre en la habitación de un hotel.

Según fuentes de los Mossos d'Esquadra, sobre las 16.00 recibieron un aviso de la Policía Local de Lloret, en el que les solicitaban que se acercaran a un establecimiento hotelero de la localidad porque habían encontrado los cuerpos sin vida de dos menores. "Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, comprobaron que había dos niños muertos en el interior de una de las habitaciones del hotel", añadieron los mossos. Los encontraron tumbados encima de la cama y tapados por una sábana. Acto seguido detuvieron a la madre por su presunta relación con los hechos. Aunque en el momento en que fue arrestada la presunta homicida estaba confusa, aturdida y conmocionada, fuentes de la investigación señalaron que poco después, la mujer, de 30 a 40 años, reconoció haber matado a sus hijos. Las causas son aún una incógnita.

Los dos pequeños, un bebé de un año y una niña de cinco, fueron hallados muertos, sin aparentes signos de violencia, después de que su madre avisara a la recepcionista del hotel Miramar, donde los menores y la madre estaban de vacaciones desde hacía días.

La Policía Local de Lloret recibió el aviso del hotel sobre las 14.00. A esa hora, la mujer se presentó en la recepción del hotel para pedir una ambulancia porque sus hijos no se encontraban bien. Cuando los servicios de urgencia llegaron a la habitación de la primera planta del hotel, situado en pleno paseo marítimo de la localidad de la Costa Brava, no pudieron más que certificar la muerte de los niños. Hacía un rato que habían fallecido.

Posible trastorno mental

Horas después, la madre, de la que no trascendió su identidad, salió del hotel cubriéndose el rostro con las manos. Según fuentes cercanas a la investigación, la mujer, delgada, de pelo moreno y con camisa azul en el momento de la detención, ha estado casada dos veces y en ambas ocasiones su matrimonio acabó en separación. Además, podría tener algún tipo de trastorno mental.

Las mismas fuentes señalaron que uno de los maridos habría estado en prisión.

La policía trasladó a la sospechosa a la comisaria de Blanes (Gerona) y trataba de localizar al padre o padres de los pequeños, que fueron trasladados al Instituto de Medicina legal de Gerona, donde hoy se les practicará la autopsia que determinará las causas exactas de la muerte. Algunas fuentes apuntaron que el bebé habría nacido en Barcelona.

Etiquetas