Despliega el menú
Nacional

TERRORISMO

Piden 14 años de cárcel por acoger a un comando terrorista en su casa

La Audiencia Nacional juzgará el próximo viernes a Javier Aguirre Odriozola, acusado de formar parte de un grupo de apoyo al "comando Aranba" de ETA desarticulado en Guipúzcoa en octubre de 2001, y para quien el fiscal pide 14 años de prisión por integración en organización terrorista y depósito de armas.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, tras la desarticulación el 17 de octubre de 2001 del citado comando, integrado por los ya condenados Luis Mariñelarena Garciandía y Roberto Lebrero Panizo, se formó un talde de apoyo a esos liberados llamado "Haitza", que estaba compuesto por el acusado y los etarras Xabier Echevarría Jáuregui, "Mortadelo", y José Segurola Querejeta.

Aguirre Odriozola, detenido junto a "Mortadelo" en enero de 2003 en la localidad francesa de Bourges, compartía "fines y estrategia" con la banda terrorista y, por ello, facilitó su domicilio de la calle de Arana en Azpeitia (Guipúzcoa) a los miembros del "comando Aranba" para que les sirviera de refugio.

En esa vivienda, añade el fiscal Jesús Alonso, guardaban los materiales que ETA les mandaba en diversas tandas para cometer atentados.

Así, el 19 de octubre de 2002 las Fuerzas de Seguridad se incautaron en ese piso de diverso material como 5 kilos de dinamita tytadine, 6 detonadores, 5 temporizadores, un artefacto tipo "lapa" ya preparado o un manual para confeccionar artefactos explosivos.

Etiquetas