Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CONSULTA POPULAR SIMBÓLICA

Menor participación de Arenys de Munt en el referéndum que en las generales

El 'sí' a la independencia de Cataluña se impuso casi por unanimidad entre el 41,01% de los votantes. No se registraron incidentes relevantes aunque la Falange hizo acto de presencia

A la izquieda, un falangista con una bandera y pegatina contra la política linguística catalana, ayer en Arenys de Munt. A la derecha, su alcalde, Carlos Mora, votando.
Menor participación de Arenys de Munt en el referéndum que en las generales
lluis gene/afp

El 'sí' se impuso ayer casi por unanimidad en la consulta soberanista de Arenys de Munt (Barcelona), con un respaldo de 2.568 de los 2.570 votos, porcentaje que equivale al 96,18%. El 'no' cosechó 61 sufragios (2,28%), y se emitieron 29 votos en blanco (1,09%) y 12 nulos (0,45%). La consulta popular en Arenys de Munt sobre la independencia de Cataluña se celebró sin incidentes y con una gran afluencia de ciudadanos que se acercaron al Centre Moral, un edificio privado junto al Ayuntamiento, para responder a la pregunta: "¿Está de acuerdo en que Cataluña sea un estado de derecho, independiente, democrático y social integrado en una Unión Europea?".

A pesar de que los tribunales prohibieron la celebración de un referéndum sobre la soberanía de Cataluña, la localidad barcelonesa vivió ayer una consulta popular, la primera de estas características, que generó gran expectación entre los ciudadanos. Desde primera hora, unas 200 personas se agolparon a las puertas del Centre Moral, un local privado contiguo al Ayuntamiento, para opinar sobre la independencia de Cataluña.

Buena parte de los balcones del pueblo lucieron banderas catalanas y 'estelades' independentistas. El primer votante, Ernest Vila, señaló que la jornada es "un primer paso" hacia la independencia y dijo que la iniciativa se repetirá en otros municipios. "Tenía ganas de votar, sin ningún miedo. Tengo derecho a decidir", apuntó Vila, quien lamentó la respuesta de la justicia española y de las instituciones estatales, y la concentración de Falange Española y de las Jons.

Desde la comisión evaluadora de la consulta, organismo equivalente a la "junta electoral" según uno de sus integrantes, el ex vocal del Consejo General del Poder Judicial Alfons López Tena, se quiere garantizar la absoluta transparencia del proceso. López Tena explicó que la comisión la integran, además de él, el juez de paz de la localidad, diputados en activo y la decana de la facultad de Economía y Empresa de la Universitat de Barcelona, después de que el ex consejero de Justicia de UDC Agustí Bassols emitiera un comunicado de renuncia a la presidencia de la Comisión alegando "imposibilidad personal de asistir al acto por razones que debo mantener reservadas".

La consulta la promovió la entidad privada local Moviment Arenyenc per a l'Autodeterminació, que quiso otorgar un tono festivo a la jornada. Así, las calles de Arenys vivieron varios actos, como actuaciones musicales, una comida popular, un pasacalles de gigantes y la presencia de 'bastoners'. No obstante, la localidad estaba empapelada de carteles que instaban a la participación y algunos críticos con el Estado. En algunos de ellos se leían mensajes como "Cataluña primero, basta de mentiras. Ni derechas ni izquierdas. Pese a la invasión, pese a la traición, Catalunya es una nación", o "Esclava de España invadida y desnaturalizada por imperialistas castellanos".

Participación

La participación de los ciudadanos llegó incluso a ser superior a la de las elecciones catalanas en algunos momentos de la votación. De los 6.500 ciudadanos mayores de 16 años que estaban llamados a votar, acudieron a las urnas 2.671 personas, un 41,01%. A las 12.30, unos mil habitantes se habían acercado a votar, mientras que a las 14.00, la cifra ascendió hasta los 1.693, es decir, un 25,8% de quienes estaban llamados a votar a las urnas. A esa misma hora, en las elecciones al referéndum del Estatut habían votado un 20,72%, en las europeas de junio un 19,34%, en el referéndum de la Constitución Europea un 21,49% y en las catalanas de noviembre de 2006 un 25,09%. Pero la participación a las 18.00 era del 35,4%, diez puntos menos que en las elecciones autonómicas de 2006, cuando a la misma hora habían votado el 45,31% del censo.

Las urnas, que comenzaron a recibir votos a partir de las 9.00, cerraron a las 20.00 con un estallido de euforia de más de medio millar de independentistas concentrados frente al edificio donde se encontraban las urnas. Entre los gritos que coreaban los soberanistas, jóvenes en su mayoría, destacaba "independencia" y "ganaremos", además de cantar el Himno Nacional de Cataluña, 'Els Segadors'.

Un centenar de miembros de la Falange Española y de las Jons se concentró al mediodía en Arenys contra la consulta. Un cordón de seguridad rodeó la plaza de Cataluña para impedir incidentes entre falangistas e independentistas, aunque intercambiaron gritos y abucheos.

Etiquetas