Despliega el menú
Nacional

NUEVOS COMPATRIOTAS

Más de 80.000 hijos y nietos de exiliados logran la nacionalidad española en un año

Casi 82.000 hijos y nietos de españoles que se exiliaron con motivo de la Guerra Civil o de la posterior represión franquista lograron en 2009 la nacionalidad gracias al cauce extraordinario abierto por la ley de Memoria Histórica, que se fijó como objetivo reparar la injusticia vivida por sus ancestros.

La disposición transitoria séptima de esta norma, que entró en vigor el 28 de diciembre de 2008, ofrece a todos los descendientes directos de los españoles que abandonaron su país entre el 18 de julio de 1936, fecha del levantamiento militar contra el Gobierno de la República, y el 31 de diciembre de 1955 la posibilidad de obtener la nacionalidad sin tener que renunciar a la que tengan en este momento. El plazo máximo para solicitar la documentación es de dos años, hasta el 28 de diciembre de 2010, aunque puede ser prorrogado.

Los cálculos sobre los potenciales beneficiarios de esta medida son dispares y oscilan entre algo los más de medio millón de descendientes directos de exiliados, apuntados por el Gobierno en el momento de anunciar la medida, y los casi un millón y medio a que elevaron la cifra en meses siguientes algunas fuentes consulares y de organizaciones de españoles en el exterior.

En el primer año de aplicación del derecho, 161.436 hijos y nietos de exiliados acudieron a los consulados españoles en diferentes países para solicitar la nacionalidad española, según los datos del Ministerio de Asuntos Exteriores. El 95% de las peticiones, 154.327, fueron realizadas por residentes en Latinoamérica, que es la región que acogió al grueso de los huidos de España tras la contienda civil. Nueve de cada diez interesados en obtener la documentación fueron hijos de los españoles emigrados.

Aunque el Ministerio aún no dispone de datos desglosados por países del primer año de aplicación, es seguro que a la cabeza de la lista de solicitantes se encuentran Argentina, Cuba y México, donde viven la gran mayoría de los descendientes de los exiliados.

Buena parte de las solicitudes presentadas en 2009 por residentes en el resto del mundo, que ascienden a 14.047, procederán de Rusia, que fue otro de los destinos preferentes del éxodo inicial.

De las más de 160.000 solicitudes registradas se resolvieron con éxito 81.715, de las que 77.080 correspondieron a países de Latinoamérica y 4.635 del resto del mundo. La mitad de los que ya disponen de nacionalidad española la han aprovechado para viajar a España o a terceros países o lo van a hacer en un futuro próximo, ya que solicitaron de inmediato la expedición del pasaporte correspondiente. Los centros consulares entregaron 36.770 pasaportes a nuevos españoles de Latinoamérica y a 2.085 residentes en otros continentes.

Etiquetas