Despliega el menú
Nacional

ETA

Las Fuerzas de Seguridad del Estado, en máxima alerta en todo el país

El propio presidente del Gobierno confirmó ayer que el estado de alerta policial es máximo. "Quiero asegurar a los ciudadanos que el Gobierno ha dado instrucciones a las Fuerzas de Seguridad para que extremen al máximo la vigilancia, para que redoblen su entrega, para que incrementen aún más su esfuerzo y también para que se protejan de estos viles asesinos", advirtió José Luis Rodríguez Zapatero en una declaración efectuada para condenar el atentado de ETA en Palma de Mallorca.

La alerta policial se ha extremado en las últimas horas tras los atentados de Burgos y Mallorca, aunque las Fuerzas de Seguridad ya se encontraban estos días en alerta ante la posibilidad de que ETA intentase perpetrar un gran atentado. Informaciones procedentes de Francia apuntaban a que la banda había robado tres furgonetas en el país vecino para utilizarlas en atentados en España. Una de ellas podría ser la que ETA colocó junto a la casa cuartel de Burgos.

Cruzar la frontera

La sospecha es que la banda dispone de varias furgonetas bomba preparadas en Francia, listas para cruzar la frontera e iniciar su particular campaña terrorista de verano. Con estos datos, las Fuerzas de Seguridad pusieron en marcha hace días una operación urgente para extremar las medidas de vigilancia de todos los objetivos potenciales de la banda, para tratar de detectar los movimientos de los comandos y los vehículos o, al menos, dificultar la realización de atentados. Según las informaciones que ahora parecen totalmente corroboradas, la organización criminal podría disponer ya de otros dos vehículos bomba preparados para atentar.

Las sospechas policiales provienen de la información que obtuvieron el pasado 6 de julio cuando detuvieron en el sur de Francia, cerca de Pau, a una de las presuntas responsables del aparato militar de ETA, Itziar Plaza, y a dos de sus colaboradores, Asier Borrero y Iurgi Garitagoitia. De la documentación en manos de los detenidos, que se dedicaban al aprovisionamiento militar de los comandos asentados en España, se desprende que existen tres furgonetas (identificadas), robadas en Francia, que el nuevo taller de explosivos de que dispone la banda en el país vecino habría equipado con potentes artefactos. Los responsables de la investigación en Burgos analizan los restos de la furgoneta detonada, de forma especial su número de bastidor, para confirmar que el vehículo es uno de los robados en Francia con las placas de matrícula cambiadas.

La técnica habitual de ETA con los potentes coches bomba consiste en montarlos en Francia, que responsables de la logística militar los desplacen a puntos próximos a la frontera y que miembros del comando asentados en España o sus colaboradores los trasladen a un escondite provisional, en algún punto del País Vasco o directamente al punto donde quieren hacerlos estallar.

En Aragón

También en Aragón la máxima alerta que mantienen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, desde que hace unos días conocieran que ETA podría atentar de forma inminente, se ha intensificado aún más si cabe. A primera hora de la tarde de ayer, un coche con una matrícula dudosa y mal aparcado en las inmediaciones de la sede central del Gobierno autonómico, en el edificio Pignatelli, desencadenó de forma inmediata la actuación de la Policía, que acordonó la zona y comprobó que se trataba de una falsa alarma.

Los agentes han aumentado los controles aleatorios en las carreteras principales de la comunidad aragonesa, así como en las estaciones de trenes y de autobuses, y vigilan de forma especial acuartelamientos y sedes de militares y guardias civiles.

Etiquetas