Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PAÍS VASCO

La ilegalizada Batasuna admite que prepara un nuevo partido para las elecciones de 2011

Dice que los estatutos de la nueva organización se amoldarían a la Ley de Partidos, pero no condenarían a ETA. Ares pide prudencia.

El portavoz de la izquierda abertzale, Txelui Moreno, confirmó ayer que la ilegalizada Batasuna prepara los estatutos de un nuevo partido que, adaptado a la Ley de Partidos, se desmarcaría de la violencia, pero sin condenar a ETA, con el objetivo de participar en las elecciones locales y forales de 2011. El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares demandó "responsabilidad y prudencia".

Moreno explicó que la izquierda abertzale "está trabajando para ser legal, para presentar unos nuevos estatutos de una formación política en Madrid y para estar en las instituciones". El dirigente reclamó "máxima discreción" para que el proceso no se frustre y aclaró que el debate en Batasuna y organizaciones afines así como su apuesta por la política no está sujeto a "cuestiones coyunturales" como la próxima cita electoral. Se abstuvo, por tanto, de precisar fechas o dar un calendario. Algunas informaciones apuntan a que el nuevo partido se anunciaría el 10 de diciembre, pero Moreno no confirmó ni desmintió ese dato.

Ratificó, en cambio, la existencia de "contactos" con formaciones políticas, entre ellas Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya, y apuntó que la línea de trabajo se mantiene incluso a pesar de las operaciones policiales de los últimos días contra el entorno de ETA.

Moreno reconoció que el camino emprendido "es muy difícil" dado que "una parte (la izquierda abertzale) ya ha dado pasos y la otra (el Gobierno central) sigue sin dar y mantiene detenciones indiscriminadas por motivos políticos". El portavoz expresó su convencimiento de que ETA hará público un comunicado "en el camino que le hemos pedido los agentes políticos, sociales y sindicales", es decir con una declaración de renuncia a la violencia.

Los estatutos del nuevo partido estarían siendo redactados por el histórico de Batasuna y abogado Iñigo Iruín. El texto incluiría un desmarque claro de la violencia y una apuesta por vías exclusivamente pacíficas y democráticas, pero sin una condena a ETA.

Política de "tolerancia cero"

El consejero del Interior del Gobierno vasco reclamó "responsabilidad y prudencia" para afrontar la situación abierta en los últimos meses ya que "ETA no ha desaparecido". Hasta que esto se produzca, se comprometió a mantener la política de "tolerancia cero" contra los violentos porque "no hay razón alguna" para cambiarla. "Hay que ser exigente y mantener la presión del Estado de derecho no solo contra ETA sino también hacia el mundo que le ha dado apoyo" señaló Ares.

Por otro lado, el Tribunal Constitucional dio ayer un duro varapalo a los jueces valencianos que, por tres veces, archivaron sin apenas investigar las denuncias por supuestos malos tratos a la etarra Sara Majarenas, detenida en febrero de 2005 en la capital del Turia, cuando pretendía establecer una base operativa de la banda en el Levante. La Corte da amparo a la terrorista y anula los autos que dieron carpetazo a sus querellas porque los tribunales desoyeron sus denuncias sin investigar a fondo por venir de quien venían y rechazaron, sin argumentación, las pruebas que su defensa solicitó que se practicaran.

Etiquetas