Despliega el menú
Nacional

EN VIZCAYA Y GUIPÚZCOA

La Ertzaintza detiene a cinco personas implicadas en varios atentados

La Ertzaintza ha detenido a cinco personas en Vizcaya y Guipúzcoa por su relación con varios atentados de ETA, entre las que se encuentra Ibon Iparragirre Burgoa, a quien se le considera líder del grupo y se le vincula con los ataques contra la comisaría de la policía vasca en Ondarroa y la Caja Vital en Vitoria.

La operación policial ha sido la primera actuación contra ETA de la división antiterrorista de la Ertzaintza, puesta en marcha recientemente por el Gobierno vasco socialista.

En el registro de uno de los pisos relacionados con Iparragirre los agentes han hallado material explosivo, bombas lapa y un arma corta.

Las detenciones se han producido en varias localidades costeras del límite entre Guipúzcoa y Vizcaya, en los municipios de Mutriku, Deba, Ondarroa y Gizaburuaga, y la operación ha estado coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha afirmado que los cinco presuntos miembros de ETA están implicados "con toda claridad" en el atentado contra la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa (Vizcaya), perpetrado el 21 de septiembre de 2008.

Junto a Iparragirre Burgoa, de 36 años, han sido detenidos Xeber Uribe Beitia, de 32 años; Asier Badiola Lasarte, de 29 años; Javier Zubizarreta Legardi, de 40 años; y Jon Iñaki Esnaola Alba, de 34 años. Todos ellos eran presuntos miembros legales -no fichados- de la organización.

Los investigadores han considerado que el grupo estaba liderado por Iparraguirre y que junto a él colaboraron en las acciones del "talde" (grupo) Badiola y Uribe. Los otros dos arrestados, Esnaola y Zubizarreta sólo habían prestado su vehículo al grupo "circunstancialmente".

Además, la Ertzaintza ha imputado al grupo la voladura de un repetidor de televisión en Azpeitia (Guipúzcoa) y un ataque con explosivos contra maquinaria en la variante de la autopista en Orio, contra empresas que también participan en las obras del tren de alta velocidad.

Fuentes de la lucha antiterrorista han relacionado también a Iparraguirre con el asesinato de un brigada del Ejército en Santoña (Cantabria), ocurrido un día después de los dos citados.

Sin embargo, el consejero ha indicado que de la información disponible hasta ahora no se deduce la participación de este presunto grupo en ese atentado.

Ares ha destacado la importancia de esta operación que se inició "hace muchos meses" pero ha sido culminada por la citada nueva división puesta en marcha por el nuevo Gobierno socialista vasco y ha indicado que en ella ha participado un importante operativo.

Ha recordado que en el atentado contra la comisaría de policía los terroristas utilizaron un coche cargado con 100 kilogramos de explosivos, y que sólo el "buen hacer de los agentes" impidió que se produjeran víctimas mortales, aunque hubo once heridos, seis de ellos ertzainas, e importantes daños materiales que han tenido esa comisaría cerrada durante un año.

La operación desarrollada es la primera realizada por la Policía Autonómica vasca contra activistas de ETA desde el 1 de marzo de 2009, cuando fue detenido en Villabona (Guipúzcoa) Manex Castro Zabaleta, acusado de participar en varios atentados, entre ellos los asesinatos del industrial Ignacio Uría y el ex concejal socialista de Arrasate Isaías Carrasco.

Etiquetas