Despliega el menú
Nacional

Guerra ve "increíble" la carta de Montilla y cree que los políticos catalanes están en la estratosfera

Alfonso Guerra saluda a Manuel Pizarro, ayer en el Congreso
Guerra ve "increíble" la carta de Montilla y cree que los políticos catalanes están en la estratosfera
EFE

Las palabras de José Montilla rara vez dejan indiferentes a los miembros de la clase política, y menos si aluden al 'Estatut' y al fallo sobre los recursos al polémico texto. El presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, el socialista Alfonso Guerra, tachó ayer de "increíble" que el jefe del Ejecutivo catalán haya enviado una misiva a cerca de 200 entidades de su comunidad reclamando una respuesta unitaria en caso de que el Tribunal Constitucional recorte el 'Estatut' cuando el Alto Tribunal aún no ha dictado sentencia. "Los políticos allí están un poco en la estratosfera", apostilló.

El ex vicepresidente del Gobierno en la etapa de Felipe González criticó que se estén organizando actividades, como el envío de la citada misiva, sobre una resolución "que no existe" y que "nadie ha leído". "Me parece muy difícil que una sentencia que no existe y que no se ha podido leer motive una carta, pronunciamientos ni nada", sostuvo. A su juicio, el día en que el Alto Tribunal dicte su sentencia lo primero que habrá que hacer es "acatarla" y, lo segundo, "que cada uno dé la opinión que quiera". "Pero hacerlo antes no lo entiendo", remachó.

Las reacciones a la carta reflejaron una vez más el progresivo distanciamiento entre Cataluña y el resto de España. Así, mientras en Barcelona prácticamente todas las fuerzas políticas apoyaron, con matices, la iniciativa del presidente de la Generalitat, en Madrid solo cosechó críticas.

En Cataluña, todas las formaciones, salvo el PP, cerraron filas en torno al 'president'. "Aunque sea tarde, Montilla se ha levantado en 2010 con el pie bueno", dijo entre bromas el portavoz de CiU en el Parlamento catalán, Oriol Pujol. Eso sí, criticó la tardanza de la reacción ante una inminente sentencia del tribunal y reivindicó la necesidad de que se celebre una cumbre de partidos para pactar una postura lo más unitaria posible.

Como no podía ser menos, desde las filas socialistas, su secretario de Organización, José Zaragoza, aplaudió la iniciativa de su jefe. "Lo mejor que podemos hacer los políticos es defender el 'Estatut'. El proyecto político del PSC es el texto estatutario", dijo. "Nuestra gran fuerza es la unidad, Cataluña debe esquivar las batallas partidistas para poner sobre la mesa la fortaleza del país", añadió el consejero de Economía, Antoni Castells, quien introdujo una novedad en el discurso de los socialistas: "Sea cual sea la sentencia, los Gobiernos español y catalán deben sentarse y preguntarse si la situación puede seguir igual", apuntó.

ICV, mientras, afirmó que "la mejor forma de defender el 'Estatut' es castigar al PP, aislándolo de la vida política catalana". ERC, que defendió la misiva pues es el "reflejo del común denominador" de lo que plantean las fuerzas políticas y la sociedad civil, advirtió de que el contenido de la misma no debe confundirse con "un frente de salvación autonomista a la desesperada".

En Madrid la lectura fue muy distinta, como quedó claro por las palabras de Guerra. Y también por las de Soraya Sáenz de Santamaría. La portavoz parlamentaria del Grupo Popular en el Congreso enmarcó la misiva enviada por Montilla a las entidades catalanas en una "clara estrategia electoralista". En la Cope, lamentó que presione al Alto Tribunal y que utilice el 'Estatut' como un "instrumento para hacer su propia campaña frente a lo que debería ser la labor de un presidente de la Generalitat". El que se desmarcó de las críticas fue Gaspar Llamazares, diputado de IU, quien señaló que la carta "no le extraña ni le inquieta". "Creo que es una llamada al TC para que haga su trabajo", subrayó.

La otra espada de Damocles que pende sobre Montilla es la de un posible anticipo electoral. Dirigentes de su partido le habrían recomendado adelantar los comicios para frenar la sangría de votos en beneficio de CiU. Pero el secretario de Organización del PSC rechazó este extremo. Zaragoza, que no descartó pactar con CiU en caso de "emergencia nacional", afirmó que el 'president' es muy respetuoso con los compromisos y por tanto las elecciones serán en noviembre, que es cuando toca.

Etiquetas