Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

LA FAMILIA PRESENTARÁ UNA DENUNCIA

Muere una recién nacida por una negligencia médica

La niña, nacida tras un parto natural con más de tres kilos de peso, recibió la medicación que debía tratar a su madre, que ha recibido tras el accidente apoyo psicológico y médico por parte del centro.

Imagen via satélite del Hospital de Ferrol Arquitecto Marcide
La familia del bebé fallecido presentará una denuncia
GOOGLE EARTH

La familia de la recién nacida que falleció al serle suministrado un medicamento que estaba dirigido a su madre denunciará al hospital público Arquitecto Marcide de Ferrol por el error médico cometido.

Una familiar de los padres, que ejerce como portavoz pero ha solicitado que por el momento no se desvele su nombre, ha explicado que se iniciarán acciones judiciales contra el hospital público por el error que provocó el fallecimiento del bebé, si bien se mantienen a la espera del informe oficial para concretar las medidas que adoptarán.

De momento, la familia confirma la versión ofrecida por el centro hospitalario sobre los hechos y ratifica que en todo momento fueron informados de lo sucedido.

Parto natural

La madre del bebé ingresó en el hospital público de Ferrol el pasado viernes y dio a luz a una niña el sábado por la tarde en un parto natural. No obstante, un error en la medicación reconocido por el hospital provocó la muerte de bebé el pasado domingo.

Este error en la medicación se debió a que al bebé se le suministró un medicamento denominado Metilergometrina, un vaso constrictor, que estaba dirigido a la madre para tratar la hemorragia que sufrió tras el parto. El hospital sostiene que el proceso asistencial era el correcto, con el equipo médico establecido --dos ginecólogos, una matrona y una enfermera--.

Además, explica que de forma inmediata, se detectó el "accidente" y se trasladó al bebé a la UCI para adoptar las medidas preventivas oportunas para frenar los posibles efectos adversos, aunque no se pudo evitar su fallecimiento por una parada cardiorrespiratoria.

La necropsia al bebé se le realizó en la propia residencia. Las mismas fuentes hospitalarias han señalado que la familia fue informada desde el primer momento de lo que había sucedido y se puso a su disposición toda la atención psicológica necesaria, además de abrir una investigación para tratar de esclarecer el motivo del error en la medicación.

Disculpas

La secretaria de la Consellería de Sanidade, Sagrario Pérez Castellanos, ha considerado que un error puede "cometerlo cualquiera" y ha expresado la "consternación" de la Administración sanitaria por la muerte de un recién nacido en el Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol al administrarle un medicamento que era para su madre.

A preguntas de los medios de comunicación, durante una rueda de prensa, sobre si la Administración sanitaria adoptará medidas disciplinarias, Pérez Castellanos ha abogado por "esperar los resultados de la investigación".

De este modo, ha abogado por "poner toda la información de forma transparente" a disposición de la familia del bebé fallecido para que cuente con "toda la información de lo sucedido".

"Los errores podemos cometerlos cualquiera. Lo que hay que tratar es de valorar lo que ocurrió y después tratar que no vuelva a ocurrir en el futuro", ha aseverado la secretaria xeral de la Consellería de Sanidade.

"Apoyo y colaboración"

Pérez Castellanos ha trasladado "en el nombre de la conselleira y de toda la Consellería de Sanidade y del Sergas" el "apoyo y colaboración" a la familia. "Estamos todos consternados", ha afirmado.

"Nos consta que el hospital está compartiendo este sentimiento. Todo el personal está consternado por este hecho", ha subrayado, al tiempo que ha insistido en que se "están haciendo todos los pasos que están establecidos" para aclarar lo sucedido.

Etiquetas