Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Se han dado denuncias en Zaragoza

Estafan a más de 300 inmigrantes cobrándoles por contratos de trabajo falsos

La organización Sos Racismo ha informado de la existencia de, al menos, once procedimientos judiciales en ocho juzgados de instrucción de Bilbao,

La organización Sos Racismo ha informado de la existencia de, al menos, once procedimientos judiciales en ocho juzgados de instrucción de Bilbao, abiertos entre 2007 y 2011, por estafas a más de trescientos inmigrantes a quienes se cobraba por conseguirles un contrato de trabajo que resultaba ser falso.

Según han denunciado, en una rueda de prensa celebrada en Bilbao, el abogado Carlos Alonso y la representante de Sos Racismo Brígida Ridruejo, los presuntos estafadores pedían entre mil y dos mil euros por tramitar y conseguir un permiso de trabajo y residencia facilitando una oferta de trabajo.

Sin embargo, las solicitudes enviadas a las subdelegaciones de las provincias donde actuaban los estafadores (Vizcaya principalmente, pero también Cantabria, Zaragoza, Burgos, Gipuzkoa y Palencia), eran rechazadas porque las ofertas de trabajo eran ficticias, ya fuera porque la empresa no existía o porque se hubieran falsificado sus datos y firmas.

Según los denunciantes, al menos nueve de los procedimientos judiciales abiertos se siguen contra una abogada bilbaína que ya fue condenada en 2008, junto con algunos cómplices, por hechos similares a estos y por los que fue penada con dos años de prisión (no llegó a ingresar por ser su primera condena), dos años de inhabilitación y con sanciones económicas.

A pesar de estar inhabilitada judicialmente, esta letrada ha continuado con estas prácticas tanto durante el tiempo en que no podía ejercer como abogada como una vez cumplida su inhabilitación y hasta finales de 2011, según Sos Racismo.

Los denunciantes han explicado que la mayoría de los procedimientos abiertos se encuentran en fase de diligencias previas y que la tramitación es muy lenta debido a la cantidad de personas afectadas y a las dificultades que hay en ocasiones para localizarlas y tomarles declaración dada su situación irregular.

El grueso de los inmigrantes estafados son senegaleses y magrebíes, aunque también hay algunos latinoamericanos, según han precisado.

Etiquetas